EDI Portada Fernando de Norona

Brasil

Resumir los atractivos turísticos de este país no es tarea fácil. Hemos intentado centrarnos en las principales ciudades haciendo hincapié en los más célebres y concurridos escenarios cercanos a las mismas.

 

Fotos cedidas a ALTUM por EMBRATUR

El país más grande de Suramérica es también el quinto en tamaño en el mundo y su biodiversidad es tan variada como su geografía y su cultura. La naturaleza humana de Brasil es el resultado de la más fascinante mezcla de inmigrantes europeos, árabes y de Extremo Oriente que se han mezclado con los descendientes de los esclavos negros y con integrantes de diferentes tribus indígenas.

Su extensión es de 8.511.965 km2, equivalente a catorce veces España y tiene frontera con todos los países suramericanos a excepción de Chile y Ecuador. Sus más de siete mil kilómetros de costas sobre el Atlántico lo han convertido en uno de los destinos de sol y playa preferidos del mundo.

Según palabras del escritor Jorge Amado, Brasil es una tierra que “emborracha a quien se sumerge en ella”:

Río de Janeiro:

La conocida “Ciudad Maravillosa” es uno de los principales centros de cultura del país, con sus innumerables cines, teatros, parques, museos, salas de concierto, casas de shows, galerías y bibliotecas. Sus restaurantes ofrecen incontables opciones que van desde la cocina internacional a los platos típicos de todo Brasil. Entre las principales atracciones están el carnaval, la fiesta de año nuevo, las deslumbrantes playas de Copacabana, Ipanema, Leblon y Barra de Tijuca; el jardín botánico, el Parque Nacional de Tijuca, la floresta de Tijuca y la de Piedra Bonita; el Pan de Azúcar y el Morro del Corcovado con su Cristo Redentor, una de las siete maravillas modernas del mundo.

 

 

La ciudad de Paraty es famosa por su centro histórico además de ofrecer lugares muy especiales para la práctica del buceo, caminatas y cabalgatas. También es de especial relevancia la FLIP, una gran fiesta literaria que recibe a escritores nacionales e internacionales.

Angra dos Reis es un paraíso ecológico bañado por aguas claras y uno de los mejores lugares para el buceo del sudeste brasileño; entre sus principales atracciones están los paseos en velero por sus islas y resorts, así como la pesca.

La ciudad de Búzios es un bello balneario que alcanzó su fama internacional por la devoción de Brigitte Bardot hacia él. Algunas de sus 20 playas sólo pueden ser alcanzadas por senderos o desde el mar.

Sao Paulo:

Es la metrópolis más grande de Brasil, conocida internacionalmente por su fuerte presencia financiera, cultural, gastronómica y artística que influencia tanto la política como la cultura mundiales.

La ciudad posee una excelente estructura para negocios además de buenos restaurantes y esparcimiento las 24 horas. Es una ciudad para todos los gustos a cualquier hora del día. Entre sus principales atracciones están la Avenida Paulista, la Rua Oscar Freire, el Parque Ibirapuera, el MASP o Museo de Artes de San Paulo, la estación de Luz, la Pinacoteca, el Mercado Público, el Teatro Municipal, el Museo del Fútbol y el viaducto do Chá.

La isla fluvial más grande del país se llama Ilhabela y está relativamente cerca de Sao Paulo. Posee innumerables playas y cascadas y más de 70 km de riscos. Es un lugar perfecto para la competencia de vela y los deportes naúticos.

La población de Brotas, fue una de las pioneras en Brasil para la práctica profesional de actividades de aventura como el rapel, el canoeing y el rafting.

Belo Horizonte:

La capital de Minas Gerais es una moderna metrópolis que preserva sus tradiciones. Su economía dinámica y sus edificios contemporáneos conviven con históricos monumentos y la sabrosa cocina regional. Destacan la Lagna de Panpulha y la Iglesia de San Francisco de Asís, la Plaza del Papa, el Parque de Mangabeiras, el Mercado Central y los bares dispersos por toda la ciudad.

Ouro Preto es una de las ciudades históricas más bellas del país. Palacios e iglesias barrocas decoradas con oro hablan de un pasado rico tanto en minerales como en historias de aquellos hombres que lanzaron el grito de independencia de este gran país.

Los caserones coloniales de la ciudad de Diamantina son la antesala de los paseos por las grutas y los diversos parques ecológicos que circundan esta ciudad histórica.

Salvador de Bahía:

Reúne presente y pasado, colores y sabores, culturas, credos, razas… De la fusión de sus raíces nació una gastronomía rica y exótica.

 

 

Su centro histórico -declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad-  atesora un rico legado arquitectónico. Entre las principales atracciones están el carnaval, las fiestas religiosas, la artesanía, el Pelourinho y las construcciones históricas del solar do Unhao y el Fuerte de San Antonio de Barra.

Entre las más bellas playas se encuentran Stela Maris, Piata, Itapua y Jardín de Alá.

Con casi 200 km de playas cercadas por inmensos cocoteros, dunas, arrecifes de coral, lagunas y ríos, se encuentra la Costa dos Coqueiros, la que resalta por su privilegiada infraestructura para el turismo de lujo.

Por su parte, la Costa do Descubrimiento, con la exuberante Mata Atlántica a sus espaldas, alberga 90 km de playas con grandes hoteles.

Recife:

La capital del estado de Pernambuco es considerada la Venecia Brasileña por sus puentes que cortan los ríos de la ciudad. Es el más grande centro cultural, de servicios de salud y de esparcimiento del nordeste y es el tercer polo gastronómico del país. Recife destaca por su modernidad al mismo tiempo que valoriza sus antiguas y bellas construcciones. Las principales atracciones son el carnaval, las playas de Boa Viagem (una de las playas urbanas más bonitas del país) y Pina. La práctica del buceo y la gastronomía atraen a muchos, además de las construcciones de una ciudad con pasado portugués y holandés.

 

 

Olinda, una de las más bellas ciudades históricas de Brasil es célebre por su carnaval en el que los protagonistas son por una parte los muñecos gigantes, y por otra, los ritmos pernambucanos de Frevo y Maracatú.

Porto Galinhas ha recibido en varias ocasiones la mención de “playa más bonita del país”. Sus piscinas naturales de aguas tibias y claras son la gran atracción, a parte de los paseos en veleros.

Fernando de Noronha es uno de los archipiélagos más espectaculares del mundo. Sus cristalinas aguas ofrecen unos fondos marinos ideales para el buceo con una visibilidad hasta de 50 metros y una temperatura promedio de 27º C.

Natal:

Conocida como la “Cidade do Sol”, Natal es una tierra que despierta pasión por la hospitalidad de su pueblo y por uno de los litorales más bellos del mundo. Sus gigantes dunas, formadas gracias a la acción del viento, son un espectáculo. Recorrer las de Genipabu en “buggie” es uno de los más tradicionales y excitantes paseos.

 

 

Morro de Careca, una de las tarjetas postales de Natal, se localiza en la playa de Ponta Negra, donde existe una agitada vida nocturna. Otras de las atracciones son las playas de Forte y de Artistas.

El paraíso de los surfistas y los ecoturistas es sin duda Bahía Formosa. Desde los puntos más altos del lugar se pueden observar acantilados, arrecifes y extensas extensiones de arena blanca.

En Extremoz, concretamente en el Parque Dunas da Praia Genipabu, es posible  realizar agradables paseos en buggies por inmensas montañas de arena; su laguna es una de las más visitadas.

En Playa da Pipa los miradores naturales son los más demandados para observar uno de los paisajes playeros más sobrecogedores de todo el país.

Fortaleza:

La moderna y agitada Fortaleza encanta a los visitantes y pobladores por sus playas paradisíacas, su arraigada cultura y una rica artesanía. Pasear en jeep por las dunas cearenses es uno de los paseos más tradicionales y deslumbrantes de la ciudad.

 

 

Entre las principales atracciones cabe mencionar el Mercado Central de Fortaleza, la Fortaleza de Nossa Senhora da Assunçao, el Palacio da Luz, el Teatro José de Alencar y el Puente de los Ingleses.

La cercana población de Aracati se encuentra la playa de Canoa Quebrada, conocida en todo el mundo por la belleza de sus dunas coloridas y por la magia de su puesta de sol, de la que dicen es la más bella del país.

En Jericoacoara o “Jeri” nadie es inmune al esplendor de sus aguas transparentes, arrecifes, dunas, lagunas y acantilados. Un lugar para conocer antes de morir.

Manaos:

Es la capital del estado de Amazonas y centro financiero de la Región Norte de Brasil. Es ante todo una de las puertas de entrada para la más grande floresta tropical del planeta: la selva amazónica. Manaos es la mezcla de la agitación de la gran ciudad con la naturaleza. De visita obligada es el inolvidable encuentro de los ríos Negro y Solimoes, el Teatro Amazonas, el Mercado Municipal y el Puerto de Manaos.

La Reserva de Desarrollo Sostenible Mamirauá reúne un millón de hectáreas de lagos, igapós y bosques. Con la Reserva de Amana y el Parque Nacional de Jaú, conforma la más grande área de bosques inundados del mundo. Dicho parque está localizado en el “Planalto Rebajado” de la Amazonía Occidental y es el paraíso de diversas cascadas y planicies inundables.

Brasilia:

La capital del país es la más nueva ciudad del orbe (1961) y es una metrópolis que alberga preciosas obras arquitectónicas, manifestaciones culturales, casas nocturnas, atractivos ecológicos y un excelente circuito gastronómico.

 

 

La ciudad planificada y diseñada en formato de avión, fue el primer lugar construido en el siglo XX considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad. Algunas de las atracciones de la ciudad con el Parque Nacional de Brasilia y el Eixo (eje) Municipal compuesto por la Explanada de los Ministerios, el congreso, el Supremo tribunal Federal y el Palacio do Planalto.

Pirópolis es el centro de las fiestas más populares del estado de Goi como son la Festa do Divino y Cavalhada. Otro interesante atractivo cercano a Brasilia es la Chapada dos Veadeiros que alberga lindos atractivos naturales como cascadas, rápidos y cañones. Su riqueza en minerales arae a los interesados en las prácticas alternativas y esotéricas de autoconocimiento.

Cuiabá:

La capital del estado de mato grosso, está localizada en uno de los lugares más privilegiados del mundo, en la puerta de la Amazonía, en la entrada de Pantanal y a pocos kilómetros de la Chapada dos Guimaraes. Entre los principales atractivos turísticos, culturales e históricos se encuentran la Iglesia del Rosario y San Benedito, construida por esclavos en el s. XVIII; el Museo de Piedras Ramis Bucair; el Centro Geodésico de América del Sur, el Museo Rondón do Indio y la Plaza de la Catedral.

Uno de los más importantes centros para la observación de aves de las Américas es la Reserva de Cristalio, donde los paseo en barco por sus hermosos senderos atraen a aventureros de todo el mundo.

En la ciudad de Chapada dos Guimaraes no puede faltar la visita a la Cascada de Véu, Cidade da Pedra, la Gruta de Lagoa Azul y la caverna de Aroe Jari, atracciones únicas y espectaculares.

Influenciada por la inmigración europea, Curitiba es una ciudad bendecida por una gran diversificación cultural y por una excelente infraestructura para atender a sus visitantes tanto de placer como de negocios. Entre sus principales atracivos están el Teatro Opera de Arame, el Teatro Guaíra, el Museo Ferroviario, el Museo Oscar Neimeyer, el centro histórico, el Lago de Ordem el barrio Santa Felicidad y la Rua das Flores, abierta durante veinticuatro horas. También destacan sus atracciones ecológicas: más de 30 parques y bosques equipados para la recreación y la práctica de deportes.

Las cataratas de Iguazú son la principal atracción de la cercana Foz de Iguazú. Sus 2700 metros de ancho y los 72 metros de altura ofrecen unas de las vistas más sensacionales del mundo.

 

 

Otro atractivo de la región es la Isla do Mel con bellezas naturales intactas, playas vírgenes, la histórica Fortaleza de Nossa Senhora dos Prazeres además de la gruta das Encantadas y el Farol das Conchas.

Porto Alegre:

Se localiza en los márgenes del lago de Guaíba y ofrece muchos parques urbanos y una vida cultural efervescente con teatros y espacios de arte, bares y locales de copas. Cosmopolita, diversa y arborizada, esta ciudad posee una excelente infraestructura para el turismo y los negocios y eventos. Son de destacar sus edificios históricos, el Parque Farroupilha (Redençao), el Mercado Público, Largo Glenio Peres, Casi do Porto, Museo de Arte de Rio Grande do Sul, Paço dos Açorianos (Prefectura de Porto Alegre) y el Jardín Botánico.

Granado es una de las ciudades que más destaca en esta región. Bella arquitectura, restaurantes especializados en la preparación del fondue y decenas de chocolaterías hacen de este destino uno de los lugares más buscados por el turismo doméstico.

El río Paranhana reserva, en Canela, ofrece paseos por una espectacular naturaleza mientras que los deportes de aventura son protagonistas. En el Parque de Caracol, una deslumbrante caída de agua con 131 metros de altura, todos los visitantes se rinden a sus pies.

 

 

Destinos Recomendados AL & TUM
Tel. (+34) 686 24 38 52
hreyes@altum.es
Diseñado y Desarrollado por: LOOP interactiva
Logotipo Altum: María Ocampo Severino