Mattea - Puttu, las vistas lo dicen todo. Descanso y salud

Arantza Hotela, un amor de hotel

Cuando uno circula por las carreteras de acceso sabe ya que no se dirige a una ciudad. Lo hace intencionadamente buscando tranquilidad a la que se adapta durante el trayecto. Espera, quizá, encontrarse con un hotel rural, de mayor o menor nivel, como algunos de los que pueden verse por el camino. Pero entrar en el Arantza Hotela, es entrar de bruces en un mundo poético. En todos los sentidos y para todos los sentidos. La paz del entorno, el sonido de los cencerros del ganado pastando, el olor a madera y hierba o los árboles meciéndose no superan la impresión que causa la belleza del establecimiento, al que no falta detalle.

Por: Araceli Viqueira

La Historia de Arantza Hotela, una interminable historia de amor, empieza unos metros más abajo: en Patxikunborda. Un establecimiento de apartamentos renovado tras un incendio del que nada, excepto unas pocas tejas y  dinteles, se salvaron. Los dinteles lucen oscuros en el frente del hotel y la teja es uno de los elementos decorativos que se convierten en hilo conductor en todo el establecimiento, de decoración minimalista obra del escultor vizcaíno José Pablo Arriaga. Un edificio, versión actualizada del caserío, que incorpora elementos tradicionales y moderniza la tradición, como ocurre en la sala de catas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Sala de catas. La sala recrea una gran Kupela (barrica ) en la que se introduce una larga mesa ante la que se comparte un vino y un pintxo, a los que invita el hotel a las 7 y media de la tarde.

 

Arantza Hotela, surgió de las cenizas…..

Por fortuna, en el incendio de Patxikunborda, el hotel rural que habíamos creado en un caserío anterior a 1.700, nadie resultó herido. Pero a las llamas sólo sobrevivieron cuatro paredes, alguna madera que hemos usado en la fachada de Arantza Hotela, y poco más. Cuando los bomberos accedieron al interior para sofocar el incendio, se produjo una enorme explosión que diseminó las tejas muchos metros a la redonda. Así que la teja que, como el ser humano, necesita de apoyo, aparece ahora en  todos los espacios de Arantza Hotela. El trabajo de José Pablo Arriaga ha sido determinante.

comedor-arantza-hotela
Hall de entrada. Ametzak (sueños) es el nombre de esta obra, la primera de José Pablo para Arantza Hotela. Cada una de las capas horizontales simboliza las diferentes presiones a las que estamos sometidas. Las piezas curvas y oscilantes el equilibrio que se pretende conseguir en el cliente que visita el hotel.

¿Fue difícil levantar el hotel en este enclave?

Este es un proyecto de hace 19 años, muy pensado. Hicimos más de 250 planos durante 4 años, pero una vez que supimos exactamente dónde y cómo queríamos que fuese el hotel, la construcción se realizó en sólo 9 meses. Llegaron a estar trabajando al mismo tiempo 50 personas. La ubicación la decidió un zahorí; la presencia del agua fue determinante. Nos hemos adecuado a la naturaleza.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Mesa Pliegues. Con esta obra el autor intenta demostrar que el hombre pretende decidir cómo quiere que sean las cosas pero la naturaleza es más fuerte y se escapa…

¿Qué quéreis ofrecer al cliente?

Es un hotel para dejar el coche y disfrutar. Cada vez que se realiza una reserva, contactamos directamente con el cliente porque queremos que sepa que es lo que Arantza ofrece.

32_Saloia

No es un destino para urbanitas y es necesario que sepa que si no le gusta la naturaleza, no va a ver cumplidas sus expectativas. No queremos defraudar a nadie por el hecho de que cuando llegue se encuentre en un entorno que no le transmite nada. Por el contrario quien disfruta de la naturaleza estará encantado de hacer sus propios «descubrimientos». Como curiosidad te diré que fueron unos clientes quienes descubrieron un dolmen que está a pocos metros del hotel. Se pueden hacer rutas desde 40 minutos a todo el día.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Somos un hotel de 11 habitaciones exclusivas para adultos, cuidamos cada detalle también a través del simbolismo. Por ejemplo, las mesas de comedor son dos piezas cada una con una sola pata, de manera que una sin la otra no se sostiene. Queremos propiciar que estén bien en las instalaciones y que puedan desconectar con el entorno. Ese es nuestro lujo aunque al hotel se pueda llegar en helicóptero.

¿Tienen helipuerto?

No, no es necesario, pueden aterrizar en el terreno del hotel. De hecho lo hicieron 3 helicópteros de una empresa de la vuelta ciclista. Vinieron en total  8 personas y dos de las cuales regresaron poco después con sus parejas.

Otra cosa que llama la atención es la posibilidad de recibir masajes en la propia habitación, cerrar el hotel en exclusiva o disfrutar del spa para ti solo…

Así es. Yo digo que el spa es una prolongación de la habitación. Es un spa privado, de disfrute exclusivo para la pareja durante 45 minutos…Es el único de estas dimensiones y estas características. No hablamos de una bañera de hidromasaje, sino de un spa con dos camas de agua, con chorros, piscina, cascada de agua y sauna. Un jacuzzi con las mismas vistas que las habitaciones y en el que se integran los conceptos decorativos, por eso digo que es una prolongación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llevan abiertos 5 años y ya han recibido premios muy importantes…

Sí, tenemos el premio Condé Nast al mejor hotel escapada 2017 y, en 2018, a las mejores vistas a la naturaleza con habitaciones de ensueño. Son habitaciones de entre 50 a 100m cuadrados, una bañera circular, cama con colchón HÁNSTENS y vistas a los bosques de castaño, roble y haya.

Laztana - bañera redonda junto a ventanales con vistas al bosque

Pero tampoco olvidamos la tradición. En la kutxa de la entrada (arcón donde las novias guardaban el ajuar), en las puertas de madera que se cierran por la noche y en diversos elementos decorativos está tallada una margarita de 7 hojas que simbolizan las 7 provincias vascas.

En Arantza prima la sostenibilidad

Así es, respetamos y amamos la naturaleza. Se da uso al agua de los manantiales para llenar las bañeras. Se evitan los productos químicos y, para nutrir los  suelos y mesas de madera natural, utilizamos un aceite que se trae de Finlandia.

hotal-arantza-jose-pablo-arriaga-9

Para no dañar el hilo egipcio de las sábanas con productos agresivos, se lavan en el hotel. Utilizamos para nuestros menús producto de cercanía que, sólo para el desayuno, se encargan de seleccionar 14 proveedores. Ofrecemos bicicletas a los clientes. Creemos en la sostenibilidad y el equilibrio. Por eso queremos ir introduciendo otras actividades como talleres de yoga, cocina y catas.

Hablando de cocina y vinos…Tenéis una amplia cartas de vinos y una magnifica oferta gastronómica. No será fácil hacer llegar hasta aquí el producto.

Tenemos 14 proveedores que se encargan de seleccionar materia prima de primera clase y valoramos el producto de cercanía.

hotal-arantza-jose-pablo-arriaga-16

Todo lo que se ofrece es calidad, así hemos conseguido la máxima distinción que otorga el gobierno de Navarra: 4 tenedores. Por supuesto que el restaurante está a disposición de los clientes del hotel, pero también de cualquier otra persona que no esté alojada en él. Es un ambiente íntimo en el que la ubicación de las mesas permite seguir disfrutando de la naturaleza mientras se come.

134428296
La variada carta ofrece desde entrantes, primeros platos, carnes, pescados a dulces caseros. Hay que reservar mesa y hora para poder ocupar una de las 11 mesas; el mismo número que habitaciones tiene el hotel

Patxikuborda también ha sido recuperado

Si, y tiene elementos comunes con Arantza Hotela, como los lavabos de raíz de olmo o accesibilidad para personas con movilidad reducida, pero es otro concepto. Se trata de  5 apartamentos para grupos o familia, con capacidad para 4 u 8 personas.

hotal-arantza-jose-pablo-arriaga-15

Para su decoración, José Pablo Arriaga ha usado aquí kutxas (arcas) como armario ropero y diseñado los cabezales de las camas. En Arantza colocó sobre las camas cuadros que simbolizan las diferentes etapas por las que atraviesa el amor. Todos diferentes y muy cargados de simbología. Arantza Hotela, es el hotel de amor, y José Pablo representa a cada miembro de la pareja con una teja.

El lugar os “atrapó hace años” lo que significa que lo conocéis a fondo. ¿ Un sitio imprescindible que se deba visitar?

La ruta de los saltos de agua. Me recuerda, a la selva cuando te adentras en el bosque, empieza a abajar la temperatura, oscurecer y sale agua por todos los lados, salvando las distancias del tamaño de los árboles, hojas y bichos.

1comedor-arantza-hotela

Y si te toca un día nevando, es impresionante.

Más información: www.arantzahotela.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *