FF

LA DONAIRA: Un lujo ecológico

Con el propósito de convertirse en uno de los refugios del lujo sostenible más puristas de Europa, la finca andaluza La Donaira ha hecho de lo ecológico su filosofía. Diseño, arte, caballos y música, son otros de los encantos del cortijo más “eco-chic” de España.   

Texto: Redacción ALTUM
Fotos: ALTUM / Taste Portugal

Para muchos expertos mundiales en temas de turismo ecológico, el “Eco-Retreat La Donaira” -como se refieren a él fuera de nuestras fronteras- está entre el TOP 5 de los mejores del mundo en su categoría, y así lo manifiesta la prensa internacional especializada. Al saber esto me sorprendí tanto como lo estará haciendo ahora el lector, teniendo a partir de entonces, otro elemento concluyente para la lista de sorpresas con las que nos podemos encontrar en esta  “España Exclusiva”.

G

Ciertamente el llamado eco-turismo debe ser un producto en sí mismo; un todo integrado, coherente y atractivo dirigido a un público objetivo claro, y no solamente ofrecer alojamiento y restauración con productos locales. También incluye actividades al aire libre que no desestabilicen o contaminen el área natural; tiene que ser una filosofía que integre servicios y materiales orgánicos de la zona.D

Es, en definitiva, un conjunto de acciones que se desarrollan sin alterar el equilibrio medio ambiental y evitando los daños a la naturaleza. Siendo sensatos, tristemente estamos en la obligación de reconocer que no son muchos los negocios turísticos de este estilo que abundan en el campo español; pero hay una excepción, y esa es La Donaira.

Filosofía SLOW TRAVEL

En una época en que las prisas terminan por enfermar a la población, el movimiento SLOW ha logrado que muchos viajeros se decidan por dejar atrás los apuros, por mimetizarse con el destino, por buscar sitios y lugares alojados de los circuitos turísticos tradicionales, y fundamentalmente, por ser responsables con el medio ambiente.

Client may only make use of image/s under the terms specified on our corresponding invoice/s once payment in full has been received.

Es precisamente más allá de la Costa del Sol, en la misma provincia de Málaga y a poca distancia del mar, donde se encuentra la apacible Serranía de Ronda, y en ella, la finca que hoy nos ocupa. Se trata de un resort healthy, que apoyado en su filosofía de amor por la naturaleza, invita al llamado “slow travel” ofreciendo también diversos contenidos holísticos.

Un bar para el check In/check Out

Aunque los predios de esta propiedad se encuentran en tierras malagueñas el visitante ha de hacer el check-in en un pueblo gaditano llamado El Gastor ubicado en el extremo nororiental de la provincia de Cádiz y conocido como “El balcón de los Pueblos Blancos”. Aquí, en un bar típico del interior andaluz llamado “La Posada”, es donde los clientes deben registrarse y hacer el check out, por lo que con la más original de las “recepciones” comienza esta experiencia.

C

La política ambiental que se maneja en La Donaira no permite que los huéspedes suban sus propios vehículos hasta la finca, por lo que tras el registro, éstos son llevados hasta la casa principal en los coches del eco-resort por el llamado “Camino de las Minas”, una vía rural construida en su momento por los nazis con el objetivo de facilitar la extracción de Wolframio -de ahí su nombre-, un mineral necesario y muy cotizado para darle fortaleza a las aleaciones de acero en las fábricas de armas.

Un cortijo “bio-chic”

El centro neurálgico de esta propiedad es su casa, una antigua construcción típica andaluza de más de cien años que fue sometida a una reforma comandada por los preceptos del diseño inteligente que tardó 5 años, y que rinde homenaje a los más puros conceptos de la “bio construcción”, respetando íntegramente los fundamentos de sostenibilidad del conjunto de esta finca que atrae las miradas de las almas “verdes” más chic de todo el mundo.

J

Contemplar diseño y decoración en este recinto corrobora la idea de que se trata de un complejo rural de ultra lujo que nada tiene que ver con un hotel tradicional de alta gama y en el que por momentos nos preguntamos si realmente estamos en España.

F

Aquí se han cuidado todos los detalles y la naturaleza se ha integrado a un interiorismo de altísimo nivel, ejemplo de ello son las ventanas rectangulares que por momentos nos consiguen engañar haciéndonos creer que contemplamos el paisaje a través de una pantalla de cine de última generación. Por su parte la iluminación de la casa pone de manifiesto el acertado trabajo tecnológico realizado, en especial, la de su inmenso salón que sorprende por los juegos de luces que modernamente se proyectan sobre las paredes de piedra.

BB

Las obras de arte contemporáneas pertenecientes a la colección particular de sus propietarios están presentes en todas las zonas de esta casa de 1.000 metros cuadrados en la que tampoco faltan elementos decorativos naturales, esmerados floreros con flores provenientes de su jardín, así como libros de temática medio ambiental, de  botánica, de caballos o de eco-agricultura.

K

Cada una de sus nueve habitaciones ha sido decorada individualmente con elementos modernos y de vanguardia que armonizan acertadamente con el estilo rústico del lugar; todas ellas espacios dignos de portadas de exquisitas revistas de decoración. En los exteriores de la casa se han instalado unas yurtas de diseño donde la experiencia del eco-glamping es todo un “must” al que pocos se resisten.

Las tertulias más “veggies”

Si existe un punto de encuentro de todos los comensales, ese es el comedor. Aquí las tres comidas del día se hacen en compañía de los demás huéspedes y las tertulias transcurren en varios idiomas puesto que los clientes de La Donaira pertenecen, en su inmensa mayoría, a una élite internacional seducida por lo saludable, lo natural y lo vegetariano.

66

Estas veladas de “acercamiento” se acompañan con los vinos naturales de la finca, o con su nueva cerveza artesanal, y suelen convertirse en unas interesantes charlas de corte muy “veggie”, además de ser un foco ideal para hacer “networking” del más alto nivel.

O

El recinto, con su cocina semi abierta, está dominado por dos grandes mesas altas de madera vieja y listones de piel con modernas y cómodas butacas giratorias, tapizadas en un cuero esmeradamente curtido. Un lugar en el que prima un estilo rural de vanguardia presidido por un descomunal ventanal que ofrece de fondo la majestuosa Sierra de Grazalema, y en el que los fogones están conducidos por chefs internacionales que muestran sus acertadas sugerencias culinarias a partir, fundamentalmente, de verduras y otros productos de la finca en su ánimo de impulsar una vida sana a partir del equilibrio nutritivo.

Entre aguas, naturalmente…

El agua es más que una fuente de salud y eso se pone claramente de manifiesto en este lugar donde el agua es además, confort, bienestar y diseño. No conocemos en España un spa más sugerente y de mayor belleza: la impresionante piscina con mosaico verde mira al campo y quita el aliento; en su interior se encuentra una zona de masajes con jets giratorios de diferentes potencias y jets de aire, además de una cortina de agua para el masaje cervical.

A

Este “luxury eco spa” también cuenta con una zona wellness de temperatura, donde se ha instalado una sauna con calentador de leña totalmente artesanal y revestida con piedra natural y madera de cedro rojo canadiense. Y para completar el menú holístico existe un baño turco con fragancias naturales y acabado con mosaico color antracita, además de pileta de hielo triturado y poza de agua fría. La única zona del SPA que no está abierta 24 horas es la de masajes, donde en horarios comerciales profesionales del sector y bajo previa cita consiguen relajar los músculos de quien lo solicite.

L

La piscina exterior completa el repertorio holístico y su semejanza con las antiguas albercas atrae todas las miradas. Es de aguas naturales no tratadas, solo filtradas con filtros de arena, aguas que conservan el frío de su nacimiento y las características de las aguas limpias de las ya casi inexistentes albercas de regadío.

Permacultura: comprensión de la naturaleza

Pareciera a priori que la ética que aquí se aplica, dicta cuidar la tierra, la gente y los recursos. Y aunque efectivamente es así, y éstos son los principios de la llamada permacultura, el asunto es más amplio: se trata de trabajar con la naturaleza y la tierra aplicando principios de diseño agrícola, social, políticos y de comercio justo.

P

El proyecto de La Donaira, que cuenta con el certificado ecológico, pasa por haber repoblado de aves y de abejas el ecosistema que tiene como escenario, y también por disfrutar de las ventajas de su extenso jardín de hierbas medicinales, que con más de 150 especies diferentes e inspirado en la idea de los huertos de los antiguos monasterios que durante siglos sirvieron de auténticas farmacias, se puede recorrer didácticamente de la mano de alguno de los voluntarios que acuden a esta hacienda desde todas partes del mundo entregando de corazón su compromiso con la naturaleza.

AA

Adicionalmente, los predios de la finca se han ido repoblando de plantas autóctonas, y a las encinas que adornan sus campos y colinas se les han colocado unas cajas de madera que sirven para que aniden pájaros y murciélagos, y como trampas contra parásitos. Por otra parte, también se han introducido ovejas de razas autóctonas, y en sus suelos pastan libremente las vacas pajunas, una raza Patrimonio Genético de Andalucía.

CC

Diversos árboles frutales proporcionan la materia prima para la preparación de sus propias mermeladas y conservas. Y también,  la propia finca produce sus vinos biodinámicos, su aceite de oliva virgen extra, y cómo no, su miel.

El caballo de los reyes

En La Donaira existen más de 80 ejemplares de caballos lusitanos, una exclusiva raza muy apetecida por los grandes caballistas del mundo. Estos ejemplares están emparentados con el Pura Sangre Español, y son los caballos de silla de montar más antiguos del mundo.

M

La exclusividad del lugar, y la forma en que aquí se cuidan los caballos -sin ningún tipo de estrés-, y bajo los dogmas de la equitación natural, hacen que la experiencia equina sea más que singular por estar dominada por la estética y por una belleza acústica y visual emocionante.

DSC_0078

El lusitano o portugués, fue conocido a lo largo de los siglos XVII y XVIII como “el caballo de los reyes” por la preferencia que los monarcas europeos tenían por él; una raza ideal para la guerra, el desfile, la alta escuela y la tauromaquia. En este eco lodge el llamado “natural horsemanship” (doma natural) plantea la relación hombre-caballo a partir de ideas como la amistad y la asimilación de las bases de comportamiento del animal en libertad.

DD

El domador, un simpático irlandés  al que todos en La Donaira llaman cariñosamente “el susurrador de caballos”, se toma su profesión muy en serio y transmite a los huéspedes su amor por toda la yeguada. Tras un buen rato de acercamiento al animal, quienes lo deseen pueden disponer de uno de estos alazanes para pasear por una finca plagada de magia y sabiduría.

La guinda del pastel

DSC_0184

Para terminar de ser la más seductora de las experiencias, La Donaira ofrece una vez al mes los cada vez más conocidos “Conciertos de Salón”, unas veladas musicales de exquisita calidad que corren por cuenta de figuras de talla mundial  y tienen lugar en el mismo salón de la casa en un ambiente distendido acompañado de tapas y vino.

Más información: www.eventsofexcellence.es