E

Lujo Campestre de boca en boca

Pocos lugares del campo español aúnan todas las características que definen el lujo hoy por hoy y en donde, por encima de todo, lo que destaca es el servicio personalizado. En la finca manchega La Nava del Barranco, y como si de un plato de alta cocina se tratara, el lujo es una experiencia conformada por unos ingredientes exclusivos, frescos y de primera calidad.

Texto y Fotos: Hernando Reyes Isaza / Redacción ALTUM

Decía una afamada diseñadora milanesa que el lujo debe ir más allá de una pieza, es algo que debe transmitir valores profundos e intangibles”. Y desde nuestra propia experiencia creemos que tal afirmación está en concordancia con lo que nos ha transmitido La Nava del Barranco, una finca privada en el corazón de España que, escondida entre campos y colinas, destila exclusividad y refinamiento, además de un pulido profesionalismo que permite disfrutar y entender la noción más completa y pura de los conceptos de hospitalidad y servicio.

D
Mesa exterior al atardecer.

Por necesidad expresa de los clientes Vip y celebrities que frecuentan el lugar, La Nava construyó una pista de aterrizaje en la que en la actualidad aterrizan más de 100 jets privados al año, confirmando así que ninguna otra propiedad particular española es tan codiciada a nivel mundial por las grandes personalidades. Un aspecto que según nuestro criterio se entiende fundamentalmente por la calidad del servicio y la personalización del mismo, así como por la privacidad del lugar, porque lo que pasa en La Nava, se queda en La Nava.

L
Numerosos jets privados aterrizan a lo largo del año en este remanso de exclusividad.

Si bien es cierto que desde hace algunos años el mundo de los viajes de lujo viene abriéndose a un nuevo campo en donde lo exclusivo y único significa lo inexplorado, lo intacto, esos lugares a los que no todos pueden llegar, lejos de la masa y con capacidad de compartir experiencias únicas, La Nava es todo un mundo donde estas prerrogativas relucen con total nitidez.

N
En toda la casa impera la filosofía “Made in Spain”.

Si no es un lugar inexplorado, sí que es una inmensa finca donde, se mire hacia donde se mire, no hay contaminación visual alguna; en cuanto a naturaleza cuenta con una variedad de fauna y flora que paisajísticamente seduce a cualquiera puesto que al colindar con las estribaciones de Sierra Morena (Andalucía) presenta una seductora topografía; aquello de “lejos de la masa” lo pone de manifiesto la extensión de su terreno y la privacidad de su casa; y cómo no, lo especial de las experiencias que aquí se ofrecen porque son perfectamente acordes al perfil del más exigente de los clientes… Aquí las actividades van hasta donde el deseo del huésped lo permita.

M
La propiedad cuenta con varios vehículos para realizar los safaris por los terrenos de la finca.

Dos horas de duración tiene el safari fotográfico que se realiza en los propios vehículos 4 x 4 de la finca y en el que se observan ciervos, corzos, gamos, muflones, jabalíes, conejos, liebres o diversos tipos de aves como la perdiz, las águilas, o los buitres entre otras especies; y si la suerte acpmpaña, es posible ver alguno de los muchos linces ibéricos que han nacido en libertad en estos predios.

A
La piscina de la casa fue construida en bancal y mira a las estribaciones de Sierra Morena.

Los paseos a caballo, las excursiones en quads o en bicicleta de montaña, están a la orden del día. Jugar al tenis, el tiro al plato, la pesca o el golf -en un campo a quince minutos de la finca-, o un viaje en globo aerostático sobre la zona son otros componentes de su carta de actividades. Adicionalmente, es posible solicitar clases de yoga, de pilates, de cocina local, o incluso de flamenco y de cocina tradicional manchega.

F
El lujo está en los detalles.

La propiedad está en manos de la misma familia desde hace varias generaciones y ello se palpa en un exquisito “savoir faire” que presta especial cuidado al detalle.

H
Los desayunos se sirven en el porche de esta casa construida en el año 2000

El personal de servicio se ha formado enteramente en la finca y con esos códigos del servicio clásico que bien entiende de discreción, prudencia y perfección; unos valores intangibles que son altamente valorados por los grandes entendidos del lujo.

G
El servicio de aguamanil antes de una comida en el campo pone el toque de distinción.

La propuesta gastronómica, dirigida personalmente por la propietaria, se basa en recetas familiares con guiños contemporáneos que garantizan, además de la excelsa calidad de los productos, un resultado final más que exitoso. Y sin duda, de la misma manera que los platos de la alta cocina, el lujo en esta casa termina por ser una experiencia resultante de ingredientes exclusivos, frescos, y de “primera calidad”.

J
Recetas que no pasan de moda

Sus  15 habitaciones en suite esperan a un cliente que busca aspectos diferenciales en sus escapadas, en ellas prima el sello “made in Spain” y están presentes todas las comodidades de los grandes hoteles, porque estamos ante una casa privada -que solo conoce una exclusiva élite por el “boca a boca”- que está al nivel de los grandes hoteles y de la que todos quieren saber más, y que además no admite reservas a través de ninguna web, solo a través de sus oficinas comerciales.

Más información: www.eventsofexcellence.es y www.lanavaeventos.com