020

Color y diseño para el descanso

Diseño, buena relación calidad-precio, una óptima ubicación, y sobretodo MUCHO COLOR, me ayudan a definir el PANTONE de Bruselas, uno de esos hoteles que gustan a primera vista.

ChartIgnoro si en los años 60, cuando en el estado de New Jersey apareció un sistema de control del color para las artes gráficas, llamado PANTONE, ya se hablaba de cromoterapia. Ignoro también si la cromoterapia es eficaz, e igualmente desconozco para qué achaques se utiliza. Sí sé que muchos acuden a ella, y supongo que sus terapeutas al igual que los señores de PANTONE, llegan a final de mes sin problema alguno. Conozco a PANTONE, porque en trabajos gráficos y cuestiones de impresión, trabajar con la cotizadísima carta de colores, es religión. Puedo dar fe de que sus tonalidades despiertan en sus usuarios, una especie de adicción a los colores incontrolable. Hasta tal punto han de tener dicha adicción analizada, que los señores de PANTONE realizan desde hace un tiempo, un merchandising con toda suerte de productos: camisetas, muebles, bicicletas, maletines, Sillasllaveros, agendas, cuadernos, vajillas, fundas para el ipod, y muchas cosas más, que no son precisamente baratas. Muchos se han rendido a sus encantos, no soy yo la excepción, pues me declaro pantoneadicto. De hecho, cuando me enteré que en la capital belga existía un Hotel Pantone, estaba sentado en una silla PANTONE gris 10C bebiendo una taza de café con la tonalidad morada 520C de PANTONE… ¿Casualidad? No, mi cocina tiene productos de PANTONE, quienes me conocen saben la importancia que doy al color.

 

Mugs

Han pasado varios meses desde aquella mañana, y hoy puedo contar a mis lectores, que finalmente me he alojado en el hotel. No me ha invitado nadie, lo elegí porque quería experimentar lo que algunos han calificado de obra de arte, fruto del diseño de Michel Penneman y Oliver Hannaert. Cada piso es de un color diferente, un color de la carta PANTONE que suele asociarse a las emociones. A diferencia de la mayoría de los denominados hoteles Boutique, las habitaciones son amplias y luminosas, decoradas con simples conceptos vanguardistas. Claras, porque a pesar de los colorines, el blanco predomina con fuerza, siendo especialmente destacable la obra fotográfica expuesta en las cuartos -con iluminación incluída-, de la autoría del prestigioso artista belga Victor Levy.

006

Al encontrarse a escasas manzanas de la zona comercial de Avenue Louise, se tiene la certeza de estar a distancia razonable de las hordas de turistas del centro histórico, así como la suerte de estar rodeado de innumerables tiendas. La zona tiene varios restaurantes, y lo más importante, es que hay dos estaciones de metro en las cercanías. Si hay algo que supera el ambiente CHIC que se respira en el hotel, es la relación calidad-precio. No es un hotel costoso ni mucho menos, y reservándolo con tiempo en su web, se pueden encontrar buenas ofertas.

014178020

Los productos de la marca contribuyen a la decoración del lobby (terminando muchos de ellos en las maletas de varios huéspedes), junto con algunos objetos de diseño de otras firmas que con decisión, posicionan al hotel dentro del ya trajinado concepto De Diseño… A propósito del lobby, advierto a los interesados en este hotel, que es el único sitio del edificio en el que funciona correctamente la conexión Wi-Fi. Aún siendo este detalle un verdadero problema para quienes necesitamos estar conectados permanentemente a la red, merece la pena que hablemos de él, y de la atención y buena disposición de su personal. Tuve que trabajar en las mesas del comedor contiguas a la recepción, fue una decisión forzada, con la que incluso terminé teniendo una buena relación… Probablemente en mí, esta actitud sea resultado de la cromoterapia, porque estoy seguro que cualquier otro hotel en que no funcionara el internet de las habitaciones, no tendría mis piropos.

029018

Sin duda, he disfrutado del establecimiento. Un lugar moderno con un concepto asociado al branding contemporáneo, que merece la pena conocer. El PANTONE pone con su estilo, color a la capital de 500 millones de europeos, permitiendo disfrutar de ella a través de sus lentes de color. A la hora de hacer el check-in, asegúrate de transmitir al personal de la recepción, tu estado de ánimo para que te asignen la habitación del color que más se ajusta a tus emociones. Y por último, en la moderna terraza del hotel, no dejes de tomarte cualquiera de sus tragos con denominación Pantone: Daiquiri Verde Pantone 12-0435…

 

 

4 comentarios sobre “Color y diseño para el descanso”

  1. No es raro que le des tanta importancia al color ya que eres, por lo menos para mí, UN GRAN FOTÓGRAFO! Basta con que todos nos remitamos a la maravillosa página de fotos de ALTUM, para ver las mejores fotos de turismo que conozco sobre la web…y también hay que ver el diseño y EL MARAVILLOSO COLOR de la página de ALTUM! Ya me dan ganas de ir al hotel y pedir un cuarto lila con verde….o rosa con azul….! Me encantó el artículo, gracias!

  2. Lo que veo es que el turismo es un sector que consigue abarcarlo todo. Me dan mucha envidia los que trabajan en estas cosas. La gente de ALTUM no se aburre. Suerte y buenos viajes.

  3. Me encanta que este post esté tan valorado con 102 ME GUSTAN en FB. GRACIAS.
    Seguimos viajando para traer nuevas experiencias y viajes a nuestra web.
    A andinoxeuropa, que se quede tranquilo que despertamos mucha envidia, eso es normal, pero no todo lo que brilla es oro… Es el trabajo ideal, pero duro, competido, difícil…
    Y a Patxi, siento tener que decirle que no, el de Bruselas es el único Pantone.

    UN ABRAZO ALTUMIANOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *