Trinidad y Tobago, el Caribe nunca imaginado

La isla de Trinidad fue un tranquilo y apacible lugar hasta finales del siglo XVIII, a diferencia de su hermana Tobago que había estado sometida a continuas disputas entre holandeses, franceses, letones e ingleses, que pretendían conseguir el sueño de “ser tan rico como un hacendado de Tobago”. La hermana menor de Trinidad conserva el nombre amerindio de tabaco, que al igual que el oro y el azúcar fueron verdaderas obsesiones para los europeos.

Continua leyendo

La reina del Plata

Buenos Aires evoluciona, las tradiciones se mantienen. El aire porteño acentúa un estilo de vida marcado por el tango y el viejo continente. Ciudad que brilla sin penas ni olvido.

Continua leyendo

Ilhabela

La isla más grande de Brasil atrae a turistas y deportistas náuticos de todo el mundo por su “natural” belleza y sus sorprendentes alojamientos.

Continua leyendo