2155601954922604865385872344n

Gran Cocina de Autor en Bangkok

El restaurante Gaggan en la capital tailandesa hace carrera para entrar en los listados de los “mejores del mundo”.

Fotos: Restaurante Gaggan

Gaggan se divierte cuando cocina y eso se nota cuando se prueban sus platos. De estar en otro país el precio del menú estaría por las nubes pero está en Bangkok y eso significa que 50 euros son suficientes para degustar un menú de lujo, compuesto por 10 platos… que se renueva semanalmente.

Lujo confortable, cálido, no exhibicionista es lo que se respira desde el primer momento en que se pisa el blanco edificio colonial, que desde hace 2 años, alberga a este restaurante capitaneado por un chef que aprendió de Ferrán Adriá.

3147272552598145097821861729595n

Gaggan se enamoró del local con la misma rapidez que el comensal se deja seducir por su simpatía personal y por los aromas de sus platos. Pócimas mágicas de presencia imaginativa y sabores de cocina vanguardista permitirán en breve que Gaggan figure en los listados de los mejores restaurantes del mundo. Tiempo al tiempo.

3766114700615696962712093932899n

El chef mezcla con auténtica genialidad la cocina india de sus orígenes, la tailandesa del país que le acoge y la de Adriá, con el que descubrió el camino soñado y que ahora pone en práctica con varios jóvenes stagers para quienes habilita un edificio anexo. Le sobran ideas e intenta llevarlas a la práctica. Trabaja ya en la creación de un bar y de un laboratorio dentro del propio restaurante.

Sorprende que de una pequeña cocina, con un único frigorífico, salgan semejantes platos. El nitrógeno líquido flota, los sifones de espuma no descansan y la complicidad del chef con el resto del equipo se palpa mientras los clientes más afortunados pueden observarlo todo desde su mesa separada del centro de acción sólo por una cristalera.

1677101733924993631813825067n

Todo se cuida al detalle. Cada plato es servido en un recipiente diferente al anterior. Las ostras en un pequeño cofre repleto de escamas de sal; los postres en un joyero traido específicamente para ese fin desde la India, y sobre piedras volcánicas se asan ante el comensal las hamburguesas (con aceite de oliva español) las que se acompañan con un falso pan, en realidad una especie de espuma sólida de tomate.

Las ostras Unami, llegadas se Japón se consideran las mejores del mundo. Todo un tesoro que llega a la mesa servido en el cofre antes mencionado. Se acompaña con una hoja de ostra que se come previamente y que permite percibir mejor los sabores.

2150841954918138199165541943n

Cada viaje sirve para mejorar el servicio en el restaurante. En uno de los últimos, Gaggan decidió incorporar pequeños joyeros indios como fuentes de servicio para el mas famoso de los postres, el que elabora en una combinación de chocolates.

2181361954921204865525008711n

Y lo mejor, entre plato y plato, Gaggan todavía es capaz de sacar tiempo para hablar con cada uno de los comensales e interesarse por sus sensaciones. Ninguno, yo tampoco, ha sido capaz de encontrar las palabras adecuadas a tantísimo GUSTO.

El restaurante es cada vez más conocido… La misma noche que cenamos nosotros en otras mesas lo hacían una delegación de periodistas indios y en otra Miss Tailandia… así que conviene reservar.

1674301714045628953082491690n

www.eatatgaggan.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *