Exposición Bosque jurásico. Jardín Botánico de Santo Domingo, República Dominicana. Copyright Hernando Reyes

Invasión jurásica en Santo Domingo

La capital primada de América acoge en su jardín botánico una muestra de dinosaurios mecánicos, que al son del verdor tropical, recrea la existencia de unos gigantes que habitaron la tierra hace millones de años.

Estoy en la capital del país del merengue y la bachata. Sí, estoy en República Dominicana realizando un reportaje sobre Santo Domingo para uno de los medios con los que habitualmente colaboro. Decido acercarme hasta el Jardín Botánico Rafael María Moscoso, una de las atracciones de la que más hablan los locales y que menos conocen los extranjeros. Al llegar me encuentro con una genial exposición denominada “Bosque Jurásico”, la que con éxito rotundo viene de recorrer tierras chilenas, venezolanas, colombianas, costaricenses o salvadoreñas.

DSC_0112

DSC_0160

Los extinguidos gigantes están articulados, se mueven y emiten sus esperpénticos rugidos de una forma fascinante. Aunque parte de la exhibición está techada, la inmensa mayoría es al aire libre. Son 41 especies de dinosaurios esparcidas a lo largo de uno de los parques más espectaculares de la región Caribe, los que junto a la exuberante vegetación del trópico, contribuyen a recrear la vida de hace millones de años. Así, un brontosaurio de 35 metros de longitud o un tiranosaurio de 8 metros de altura mueven sus colas, sus ojos y su torso ante mi asombro, pues yo tenía en mente dedicar la mayor parte del tiempo a conocer las diversas variedades de palmas de la isla La Española o la colección permanente de bromelias, helechos gigantes y plantas acuáticas del recinto.

DSC_0167

DSC_0175

No pude saber qué me llamaba más la atención si la cara de asombro de los niños que parecían ser los protagonistas de un libro ilustrado o la de los padres al ver las reacciones de fascinación –y en algunos casos de verdadero espanto- de sus pequeños. Esta muestra “animatrónica”, que estará en la isla hasta finales de mes, se ha realizado con un claro objetivo cultural y didáctico que no ha dejado indiferentes ni a los dominicanos ni mucho menos a un viajero, que como yo, se encuentra con este escenario por sorpresa. Los niños también pueden observar la exposición desde el aire, gracias a un “zip-line”, un cable sobre el que se desplazan sostenidos por un arnés y que les permite estar a la altura de los ojos de estos grandes vertebrados del Mesozoico.

DSC_0149

Tras deleitarme con estos monstruos y recordar esos años de infancia en los que sentía verdadera pasión por los triceraptors y velociraptos, continuo mi recorrido en tren por un recinto que alberga el más cuidado jardín japonés de Latinoamérica, grandes zonas de humedales, una impresionante colección de orquídeas, una zona de cactus o un gran huerto de plantas medicinales y especias aromáticas.

DSC_0127

DSC_0172

El jardín Botánico de Santo Domingo es sin duda todo un “must” a tener en cuenta por todo aquel que se encuentre en la capital dominicana y que quiere encontrar la otra cara de un país consolidado turísticamente por su oferta de resorts y playas.

2 comentarios sobre “Invasión jurásica en Santo Domingo”

  1. ¡Que pasada de parque! Si alguna vez nos dejamos caer por allí te tendremos que preguntar para hacer una visita jeje! Un abrazo!

Responder a fran Soler Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *