ambition-header_2

La “SEINE MUSICAL”, el nuevo símbolo de París

El nuevo y gigantesco icono cultural y arquitectónico de la “Ciudad Luz”, ideado por el japonés Shigeru Ban y el francés Jean de Gastines, celebrará su preinauguración el 21 de abril con un concierto de Bob Dylan en la isla de Seguin en medio del Sena.

     El revolucionario proyecto levantado sobre lo que fuera una antigua fábrica de Renault amplía majestuosamente el abanico del que se considera ya como el último complejo musical de Europa. El plan urbanístico, en esta isla al oeste de la ciudad, ha sido diseñado por Jean Nouvel y cuenta con 35.000 metros cuadrados de extensión que incluye un auditorio con capacidad para 1.150 personas dedicado en su mayoría a la música clásica, además de una gran sala polivalente con capacidad para 4.000 personas sentadas o 6.000 de pie; un estudio de grabación; espacios para empresas; tiendas, y un gran jardín de 7.200 metros cuadrados.

     Del martes 18 al viernes 21 de abril, se podrán descubrir todas las facetas de la música y la arquitectura de La Seine Musicale, así como el concierto extraordinario de Bob Dylan –último Nobel de literatura- el 21 de abril en la pre-inauguración de esta la gigantesca sala modular.

Bob Dylan

     La entrada al complejo está presidida por una monumental puerta de cristal, un modelo único en el mundo por su tamaño, con 10 metros de ancho y 10,5 metros de altura y un peso de 5 toneladas, que se abre horizontalmente mediante una unidad hidráulica. El interior es igualmente “cool”: el blanco y el gris dominan desde el suelo hasta el techo. Sus curvas se ajustan a la forma de punta de la isla y juegan con los reflejos en el agua. Una gran vela adornada con más de 1.000 metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos gira en torno a la cúpula siguiendo el curso del sol. Todo ello será el nuevo símbolo de la entrada oeste de París reflejando la ambición cultural de La Seine Musicale y su apuesta por formar parte de un futuro ecológico.

Obra de Gean de Gastines y Shigeru Ban

     El proyecto del “Valle de la Cultura” de Hauts-de-Seine pretende promover la idea de “cultura para todos” y “excelencia para todos”. Se trata de crear o desarrollar espacios para conciertos; exposiciones; instalaciones permanentes o temporales; eventos deportivos o paseos culturales; juegos para niños; restaurantes; tiendas relacionadas con el arte y la cultura. Algo accesible y de calidad al mismo tiempo: una oferta artística, de ocio y de bienestar creado por la iniciativa pública que se renueva constantemente.

Mapa indicativo de la Seine Musicale

     Los visitantes pueden salir a las terrazas, pasear por los pasillos y vagar por el gran vestíbulo de 1.700 m2 con bares, tiendas relacionadas con la música y exposiciones culturales renovadas regularmente. En armonía con su entorno natural, La Seine Musicale es respetuoso con el medio ambiente, y su compromiso ha sido validado por varios sellos emitidos por organismos de certificación independientes. Es también un edificio útil que promueve el acceso universal a la música. El lugar ha sido diseñado como un verdadero barrio con varias divisiones centrado en el mundo artístico y musical, el intercambio, la educación y la apertura a todos.

Volando alto

     La Seine Musicale tendrá una orquesta residente que lleva el significativo título de “Insula” que acometerá óperas y conciertos tradicionales, pero también quiere explorar nuevas orillas, ya sea digitales, artísticas o educativas. Su ambición es hacer de la isla el punto de partida de una conquista de nuevos públicos a través de formatos de ensayo y conciertos innovadores, incluyendo artistas que proceden del mundo del circo o de la danza.

Concierto en el auditorio

     Buen ejemplo de la ambiciosa y ecléctica vocación de La Seine Musicale es la programación de los primeros días. Ya antes de la inauguración oficial, el miércoles 19 de abril se ofrece el concierto de Pick’O’Rama, para niños a partir de 6 años y familias en el que se muestra un panorama de todo lo que ha sido capaz de producir la escena de la música anglosajona en los últimos treinta años: pop, hip-hop, electro, rock, garage… También habrá talleres participativos en torno a la creación de sonidos en asociación con las producciones y visitas de las familias para descubrir la arquitectura del complejo. El sábado 22 se producirá la inauguración oficial con un concierto de la Orchestra Insula bajo la dirección de Laurence Equilbey, con obras de Mozart, Weber, Beethoven interpretadas por grandes artistas franceses.

Concierto para niños

     Las propuestas de La Seine Musicale se unen a las de más de 140 teatros y salas de espectáculos de París que ofrecen grandes producciones temáticas, comedias musicales, ballets, óperas, circos, one man shows, representaciones teatrales… Y a las de decenas de clubes, café-concerts y lugares inesperados con programaciones de calidad donde escuchar jazz, rock, canción francesa, electro, música clásica, coros, músicas del mundo, etc.

La isla más vanguardista

     La renovación integral de la Isla de Seguin es uno más de los variados proyectos arquitectónicos y urbanísticos que París está acometiendo, muchos de los cuales han sido inaugurados recientemente o verán la luz en breve. Se trata de proyectos iconoclastas, grandes obras urbanísticas y o incluso algunos edificios polémicos que, de la mano de los arquitectos de mayor renombre mundial y dotados con presupuestos millonarios, vienen enriqueciendo el acervo de construcciones de “autor” como la Fundación Vuitton, en el Bosque de Boulogne de Frank Gehry; o el Museo Quai Branly, el Instituto del Mundo Árabe, o el Philarmonie –una de las salas de conciertos más caras del mundo inaugurada en 2015-, un trío de Jean Nouvel ya imprescindible para los viajeros más modernos.

226667-la-seine-musicale-article_diapo-1
Interior de La Seine Musicale

     El coautor del Centro Pompidou, Renzo Piano, ganador del premio Pritzker, el encargado de uno de los proyectos arquitectónicos más audaces que se desarrollarán en la capital francesa durante los próximos tiempos: un nuevo Palacio de Justicia que se ubicará en la zona de Clichy. El edificio, una torre de 160 metros, estará compuesto por un zócalo transparente sobre el que se erigirán tres torres de cristal superpuestas y separadas por jardines que representarán casi una hectárea de zona verde en el cielo parisino. Como su autor la describe, el nuevo edificio de justicia será “una ciudad vertical que superpone las funciones como un mil hojas”. Pero los abogados y juristas parisinos no han recibido la noticia con igual entusiasmo y ya han interpuesto varios recursos para impedir su forzosa “emigración” del centro histórico al barrio de Batignolles-Clichy, que roza la periferia de la ciudad.

Proyecto del nuevo Palacio de Justicia de Renzo Piano

Más información:
La Seine Musicale www.laseinemusicale.com
Atout France: http://es.france.fr/es
Turismo de París: es.parisinfo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *