Foto 7

Lorena Uribe: interiorismo, éxito y viajes

Nos adentramos en el mundo del interiorismo de la mano de Lorena Uribe, la interiorista ecuatoriana que ha conseguido consolidarse internacionalmente gracias a su acertado manejo de la estética, la practicidad y la comodidad. Esta “MILLENIAL”, nos empuja hacia unos mundos estéticos, prácticos y fascinantes con unas creaciones que también se han nutrido de los viajes.

Por: Hernando Reyes Isaza
Fotos: Lorena Uribe design.studio

 

Los periodistas especializados en las cuestiones del viajar sabemos cómo encontrar temas vinculantes a los contenidos de nuestros trabajos. Cuando conocí a Lorena Uribe intuí un fascinante bagaje cultural y cosmopolita de alto vuelo, y tras ese halo de elegancia y distinción que proyecta supe que la responsabilidad de tanto atributo se debía en gran parte al hecho de ser una viajera incansable.

LorenaUribeRetrato

Con 18 años de experiencia en diseño, esta ecuatoriana acumula un curriculum internacional de vasta trayectoria en Italia, Portugal, España, Ecuador y Colombia.

Su perspectiva cosmopolita consigue que al momento de diseñar se plasme un enfoque diferente, que como ella misma afirma “consigue interpretar los sueños y el estilo personal de cada cliente prestando especial atención a los detalles para conseguir una sensación de bienestar a través de la decoración”.

Formada profesionalmente en Milán y Nueva York su talento se ha desplegado no solamente en el diseño de proyectos de viviendas urbanas y de campo, sino también en oficinas, locales comerciales o reformas de pisos para alquiler a corto plazo, entre otros.

Foto 8

Esta entrevista transmite claramente la esencia humana, la transparencia, la sencillez y la empatía de una de las interioristas más demandadas en estos momentos en España, y para quien los viajes son una continua fuente de inspiración.

Agradezco de antemano a Lorena por tomarse el tiempo para recibirme en su casa para esta entrevista cuando su agenda laboral casi no le da respiro.

¿Quién es Lorena Uribe?

Mujer apasionada y sin miedo a los retos. Adoro viajar, vivir las diferentes ciudades y sentir su cultura… es enriquecedor en todo sentido.

Muy interesante en el ámbito profesional, abres tu mente a nuevas experiencias, nuevas ideas, nuevos mundos, intentas renovarte.

Foto 12

Mi estilo en el interiorismo es contemporáneo, sobrio, y atemporal.   Me gusta mezclar futuro, presente y pasado.  Piezas de anticuario, con unas muy modernas y otras vintageEl arte y piezas recogidas de viajes por el mundo de mis clientes.  Es en la mezcla donde está el gusto, donde cada cliente pone su estampa en su proyecto.

¿Cómo y cuándo descubriste tu vocación por el diseño y el interiorismo?

De niña, cuando todas jugaban a las barbies, yo dedicaba tardes solo a montarles su casa.

Foto 6

Un poco mayor, podía pasar horas recorriendo todos los rincones en casa de mi abuela detallando la decoración. Era una mujer con un gusto exquisito. Mi padre fue un gran constructor y, de su mano, aprendí a distribuir ambientes con astucia, a cuidar el centímetro y a trabajar duro para alcanzar mis metas.

¿Cuál es el lugar más sorprendente donde has encontrado inspiración?

La inspiración viene de cualquier imagen, olor, textura, recuerdo. Hay lugares como la semana del “Salone del Mobile” en Milán donde tu mente se convierte en una esponja de inspiración, donde mires a tu alrededor sientes ese arrebato.

Foto 1

Pero para mí, no son los lugares sorprendentes, sino los momentos…. aquellos más simples, como un mar calmo donde en un segundo, tu mente hace ese click y esa paleta de azules se vuelve la inspiración para el próximo proyecto.

Tengo la suerte de conocer tu trabajo y me declaro fan absoluto tuyo. Quiero acercar a mis lectores a tu mundo, a la forma de ver la vida, y en especial a tu “espectro viajero”. ¿Consigues dejar tu trabajo a un lado cuando viajas o por el contrario estás alerta a cualquier estímulo, a cualquier objeto o situación para inspirarte e interpretar  con tu estilo lo percibido  sabiendo que una vez que termine el viaje y regreses a tu Estudio de Diseño vas a poder llevarlo a nuevos proyectos?

Para mi el diseño no es un trabajo, es un estilo de vida. Disfruto muchísimo haciéndolo, me mantiene jóven, alerta, con ilusión y en transformación constante.  Los viajes son una parte clave.

Foto 5

Viajar y descubrir nuevas formas nutre ese crecimiento interior, son momentos de alerta constante.

Nómbrame tres destinos: uno para materiales, otro para colores y el último para formas…

Colores… en el paisaje tropical de Ecuador, mi país. La selva y el bosque húmedo tropical riquísimo en colores intensos.  Colores de la naturaleza que te dejan sin aliento.

Foto 10

Formas…  Paris, la ciudad donde todas las formas y tiempos conviven en sintonía. El clasicismo de proporciones perfectas, las curvas atrevidas del el Art Nouveau en interiores y en estaciones de metro, “esculturas” como la torre Eiffel y la pirámide del Louvre, el high tech brutalista del Centro Pompidou, el modernismo actual en la fundación Louis Vuitton.  Todas formas completamente diferentes.

Materiales…  una playa del sudeste asiático, simple, donde los materiales naturales son protagonistas. En materiales me gusta volver a la escencia, los naturales son lo más nobles: lino, madera, sisal, bambú, seda, algodón, piedra…

Seguramente tendrás proyectos guardados en un cajón que aún no has podido llevar a cabo. Háblanos de alguno de ellos…

Si te los cuento no se cumplirán.

¿En cuál país de los que has trabajado has disfrutado más a nivel laboral y por qué?

Cada país tiene su encanto, pero para mí no es el país o el proyecto lo que lo vuelve especial, es la gente. Los clientes son el alma del proyecto, y me gusta pensar que el mío es un trabajo muy personal.

Foto 3

He tenido la suerte de trabajar alguna vez con amigos cercanos y es un privilegio.

Sé que estuviste a cargo del interiorismo del primer Hotel Boutique de Ecuador, partiendo de esa experiencia ¿podrías decirme cómo imaginas, decorado por ti, el mejor Hotel Boutique de España y en qué punto geográfico de nuestro país lo situarías?

El punto geográfico no lo dudaría, uno con vistas insuperables. En Granada por ejemplo, en frente a la Alhambra. Con un monumento así, la decoración estaría en un segundo lugar.

La vista de esta ciudad palatina andaluz sería la protagonista con la integración total del exterior al interior.

Foto 2

La decoración muy natural y sutil para producir un balance de fuerzas. ¡El lujo de la sencillez!

Mucho lino en blancos, pisos de piedra clara, maderas rústicas, y la luz natural de Andalucía que es tan cálida. Un patio interior con bastante verde, espejos de agua e integración total al interior.

Manteniendo el concepto concebido en la Alhambra que para proporcionar al hombre sensaciones agradables lo haría a través de sentidos.

Me gustaría que del hotel, el huésped se lleve consigo esa misma experiencia multisensorial.  El uso de agua circulante en los espejos de agua, esa agradable sensación auditiva y sensorial de paz.  Efectos visuales en los tonos blancos de los textiles que permiten dar esa sensación de color, de la luz de la zona, y los olfativos con sus jardines.

Foto 4.

Son las sensaciones, las que te llevas contigo al final de un viaje… los momentos.  Suaves cortinas en lino que con la brisa se alzan por un espacio simple y relajado, donde el lujo es dado por la simpleza y naturalidad de sus materiales y el “wow effect” está en la grandiosidad de la vista.

¿Te quedarás en España o regresarás a tu querido Ecuador?

Es una pregunta difícil, el mundo es muy grande y la vida corta.  En mi mente tengo claro que en algún momento regresaremos.

Foto 11

Con este concepto, aprovechamos cada momento, viajamos con mayor frecuencia y disfrutamos al máximo.  Cuando en tu mente estás cómodo e instalado en un sitio fijo, la vida se vuelve más rutinaria y la mente se queda quieta.

¿Podrías proponer a los lectores de ALTUM alguna ruta de diseño y decoración en cualquier lugar del mundo?

En Madrid haría una ruta de barrios:  Galería Cayón y Alfabia por la zona de Almagro; Galería Fernando Pradilla en el barrio de Salamanca; El Ocho y Berenis en el rastro, Rue Vintage 74 y Guille García Oz en Chueca; y un paseo por el Barrio de las Letras.

Foto 9

Y si la movilidad fuera en segundos, te propongo una ruta que me encantaría poder hace:

El mercado de pulgas de París; la galería Rossana Orlandini y la Nilufar Gallery en Milán; Promedade du Port pop up design village en Porto Cervo (Cerdeña);  Flores do Cabo en Colares, Portugal;  MoMA Store y The appartment by the Line en el Soho neoyorquino, y las galerías en Chelsey en Londres, y Kelly Werstler store en Los Ángeles.

¡Con esta pregunta me haces soñar!

Más información: www.lorenauribe.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *