Los Reyes Magos en la sabana de Bogotá

La mujer vive hace muchos años en la Argentina, y siempre siente nostalgia de la Navidad, también de la fiesta de Reyes; el motivo es simple: la mujer vivió de niña en Bogotá, una ciudad dónde la Navidad era importante, allí no eran los Reyes Magos quienes llevaban los regalos para los niños sino un personaje fantástico: “El Niño Dios”; hoy la mujer bloguera de Altum quiere compartir con sus lectores los recuerdos de la infancia frente a una Navidad recién pasada, y a unos Reyes por llegar, con dos “Relatos visuales”.

Sop-Cundinamarca
Sop-Cundinamarca

Hoy es 6 de enero

Hoy es la fiesta de los reyes

De los reyes magos

Que no hacen magia

En el pueblo el cura se prepara

Para la fiesta

El pueblo se prepara

Para la borrachera

Los niños se preparan

Para ver a los reyes

Cabalgando en tres caballos

Reyes-magos-1

Los actores son gente del pueblo

La virgen se llama María Helena

San José se llama Eutimio

Los pastores

Arcadio, John y Juan

El burro no se llama

El buey tampoco

El coro de ángeles

Afina sus voces

Arcadio repite su pequeño papel

John no tiene nada que decir

Juan recita su oración a la virgen

María Edith se pone brillantina

En su larga cabellera

Eutimio se pega la barba

Y busca su bastón

El niño Dios está resfriado

Los ángeles buscan sus alas

De cartón plateado

Sus aureolas

De alambre torcido

El cura párroco imparte órdenes

No da bendiciones

Tres caballos prestados

Llegan de la hacienda vecina

Los caballos son los camellos

Los camellos asustados

Ante el bullicio del altavoz

El pueblo sale a la plaza

El pueblo vestido de gala

Campesinos

Con los niños

Cogidos de las manos

Para que no se pierdan

Para que no se metan

Entre las patas de los camellos

Los reyes magos aparecen

Rey-negro

Robinson

Es el rey negro embetunado

Los dos blancos

Usan barbas postizas

Y largas túnicas

De papel de colores

La banda empieza a sonar

La banda está desafinada

Todo el mundo

Goza con la música

El pueblo se silencia

La virgen empieza su letanía

El niño se ahoga con los mocos

El niño Dios

Está con mucha gripa

La virgen no le pone atención

Los reyes dan la vuelta a la plaza

Al trote

Llegan al atrio

Bajan de los camellos

Los caballos se ponen nerviosos

San José les da la bienvenida

Los reyes

Se inclinan frente al niño

El niño sigue berreando

La virgen lo trata de calmar

Un parroquiano

Le alcanza un pañuelo

El coro de ángeles

Empieza su canto

El coro está desafinado

La banda se silencia

El pueblo calla

Los reyes

Alaban al niño con mocos

Del campanario de la iglesia

Rueda por un cable

Una gran estrella plateada

reyes-magos-Sop
El pueblo de Sopó, durante la celebración del día de Reyes

De cartón

Hecha por la maestra del pueblo

Cae sobre la virgen y el niño

Todos enmudecen

Y aplauden

La función termina

La madre del niño

Que no es la virgen

Que es la dueña de la panadería

Corre a arroparlo

Los reyes montan en los caballos

Ya no llevan regalos

Llevan aguardiente

Para celebrar la función

El cura por el altavoz

Pide mesura

El pueblo no oye

El vendedor de helados sonríe

Hoy seis de enero es su día

La Adoración de Domenico Ghirlandaio
La Adoración de Domenico Ghirlandaio

2 comentarios sobre “Los Reyes Magos en la sabana de Bogotá”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *