8 Gateaux ∏Paris Tourist Office Photographe AmÇlie Dupont

París: la reinvención del arte del buen comer (I)

Disfrutar del “art de vivre” es en París tarea obligada. La gastronomía gala, catalogada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, impulsa continuamente a sus cocinas a la reinvención del buen comer. Esta es la primera parte de un recorrido por la Ciudad Luz para descubrir lo último en tendencias culinarias “Made in France”.

Texto: Hernando Reyes Isaza
Fotos: Oficina de Turismo de París y Atout France

Cocina regional francesa, internacional de todas partes del planeta, restaurantes históricos y en lugares emblemáticos, así como mercados gourmet, y novedosas iniciativas como alternativas a lo más convencional hacen parte de un movimiento, llamado Fooding®, aparecido en el año 2000 destinado a la promoción de ese patrimonio gastronómico.

Muestrario de diferentes platos de la gastronomía parisina.

En una ciudad en la que más de 100 restaurantes aúnan un total de 134 estrellas Michelin, comer bien no es un problema. En esta propuesta invitamos al lector a descubrir una alternativa a lo menos convencional de “los manteles”, o “no manteles” de la capital gala.

Cantinas y comidas monotemáticas

Plato del restaurante Tokki.

A la hora del almuerzo, la comida en la calle y los restaurantes saludables y especializados están de moda. Se abren por todos los lugares de la ciudad. Su receta de éxito consiste en ofrecer comida monotemática pero muy cuidada: panes y bocadillos especiales, hamburguesas de diseño, queso 100%, comida sin gluten, especialidades thai, productos frescos, lugares con decoración acogedora; lo que aquí se llama «cosy». La hora del almuerzo, aunque sea breve, se convierte en una recreación gustativa. Un par de ejemplos entre los más nuevos: Tokki con pequeñas especialidades de cuatro continentes, La Réclame, un mundo de embutidos y quesos en pequeñas dosis para comer “in situ” o llevar a casa o al campo, tiene un brunch por 24 euros.

Restaurante La Réclame.

Los llamados “Gastro-Bistrot”

En París, existen mil maneras de iniciarse al arte de comer bien, además la cocina no para de reinventarse para gustar a todos. Estas son algunas propuestas:

Uno de los Neobistrots de la capital francesa.

Neobistrots, la gastronomía revisitada, para saborear las últimas tendencias, lugares que combinan cocina de bistrot y gastronomía; Monomaniaca, variaciones golosas entorno a un mismo tema para saborear una especialidad bajo todos sus aspectos, en el menú, un producto estrella, uno solo, pero preparado de muchas maneras diferentes: aves, huevos, albóndigas, croque-monsieur, manzanas, bogavante, mozzarela; tendencia fast-good, donde es fácil comer bien y rápido gracias con sabor y equilibrio en el menú diario; pastelería alta costura, París maravilla el gusto y la vista con creaciones dulces de los nuevos «pasteleros- joyeros».

Los emblemáticos macarrones de LADURÉE, joyas de la repostería parisina.

Las grandes citas culinarias

Prácticamente cada mes hay una gran cita con la gastronomía, los vinos y otras bebidas en París. Son encuentros, por lo general abiertos al público, que muestran lo mejor de los productos y de las creaciones gastronómicas de los grandes y medianos chefs parsinos e internacionales. Estas son algunas de las citas importantes:

Mercado Mouffetard en París.

Taste of Paris del 18 al 21 de mayo
Festival Mundial de la cerveza del 30 junio al 2 de julio
Street Food international Festival 2017, los días 19 y 20 de septiembre
Salon #BON (Salón gastronomico para niños) del 21 al 22 de octubre
Feria de Otoño de Paris del 27 de octubre al 5 noviembre
Salón del chocolate del 28 de octubre al 1 de noviembre
Salón de los sabores y las delicias gourmet del 1 al 4 de diciembre
Paris Cocktail Festival
Resto Expérience del 7 al de 9 abril
Omnivores del 5 al 7 de marzo

La alta gama: tiendas especializadas

A veces es posible picotear algo o hacer pequeñas degustaciones mientras se compran los mejores productos en mercados o en tiendas de ultramarinos y quesos. Nombres conocidos de la gastronomía proponen el refinamiento de sus platos preparados, bodegas de vinos y pastelería en sus tiendas o lo entregan a domicilio, en su casa, trabajo o sala de reuniones. Es posible dar un aire festivo a la cena o comida íntima, en familia o en grupo, con bocaditos salados, foie gras y champagne y disfrutar de la comida.

7 La Grande Épicerie de Paris
Panorámica de La Grande Epicerie de París

Estos servicios de gama alta ponen a disposición la logística necesaria para organizar cualquier deseo: camareros, sumilleres, decoración. ¡Un placer de gourmet servido en bandeja! Un buen ejemplo es La Grande Épicerie de Paris, situada justo en frente del Bon Marché, se ha convertido en un «ineludible, un placer asumido, un momento privilegiado». Auténtica referencia de la gastronomía en París, atrae a aficionados de excepcionales productos y a curiosos del mundo entero.

Comer rodeado de arte

Entre dos visitas relacionadas con el arte, se pueden combinar cultura y gastronomía haciendo una pausa en algún restaurante de un museo parisino o de un gran monumento. Con los numerosos museos de la capital, cada uno encontrará el ambiente que mejor le corresponde según sus gustos. El Musée d’Orsay, ofrece el antiguo restaurante del hotel de Orsay, situado en la primera planta del museo, que ha conservado toda su magnificencia desde su apertura en 1900. El chef Yann Landureau elabora una cocina tradicional francesa, pautada por platos originales, relacionados con la actualidad del museo. Hay menús de dos platos desde 22 euros.

Restaurante Jules Verne

Una experiencia única es cenar tocando el cielo en el restaurante Jules Verne de Alain Ducasse en lo alto de la Torre Eiffel con París iluminado a sus pies. Exquisita comida, excelente servicio, ambiente exclusivo y con un toque futurista. El menú Experiencia de cinco platos cuesta 190 euros, el de seis platos, 230 euros.

Más información:

Atout France: es.france/es

Oficina de Turismo de París: http://es.parisinfo.com

Nota: Próximamente la segunda parte de esta propuesta gastronómica por París.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *