3 PORTADA

Lugares Sagrados

Barcelona, Geoplaneta

Hay lugares que están repletos de magia, misterio y divinidad; que tienen algo que consigue meterse debajo de la piel llegando hasta lo más profundo de nuestras entrañas. Nos hacen plantearnos nuevas preguntas sobre nosotros mismos, sobre la existencia humana… Nos referimos a los 25 enclaves sagrados ubicados a lo largo de todo el planeta y que cobran vida en el libro de Sarah Baxter con las bellas ilustraciones de Harry y Zanna Goldhawk.

Texto e imágenes: Redacción ALTUM

Más de 300 millones de personas en el mundo viajan cada año exclusivamente para visitar enclaves religiosos o lugares cargados de una fuerza espiritual especial. No se trata de lugares que destaquen por su excepcional belleza, sino por tener una dimensión que va más allá de su aspecto exterior y que nos sacuden el alma.

Easter_Island_001 copy
Isla de Pascua.

Lugares Sagrados es un libro que permite que nos adentremos en estos 25 sitios y el profundo significado que han tenido y todavía tienen para millones de personas de todo el mundo.

Un viaje espiritual

Los viajeros que buscan inspiración, experiencias intensas y destinos intemporales encontrarán en estas páginas un elixir de energía.

El monte Kailash en el Tibet, la isla de Lona; el Monte Olimpo en Grecia, el río Ganges a su paso por Benarés, o el Camino de Santiago son algunas de las paradas en este particular ciaje por los lugares más espirituales del planeta.

Leyendas que cobran vida

Con la ayuda de bellas ilustraciones este libro  consigue que sus leyendas cobren vida en estas páginas. Hojeándolo se podrá viajar

Kyoto_002 copy
Templo en Kyoto

por todo tipo de religiones y creencias. Se podrá saltar de continente en continente, volar sobre los océanos, rebuscar entre montañas, atravesar desiertos y descender al corazón de animadas ciudades. Los lugares espirituales no pueden clasificarse en una única categoría, pero están unidos por el gran simbolismo que poseen. Por ejemplo, en Haití, los seguidores del catolicismo vudú se reúnen para rezar en una cascada en mitad de la jungla, mientras, en Birmania, los budistas rezan en una pagoda cubierta de oro que se alza hacia los cielos. Distintas formas de naturalidad,artificialidad, belleza y divinidad, pero siempre espirituales.

Shwedagon_Pagoda_001 copy
Pagoda de Shwedagon en la antigua Birmania.

La madre naturaleza ha regalado muchísimos lugares de peregrinación y energía. De hecho, algunas de sus creaciones emanan una energía tan poderosa que los humanos no han podido resistirse a ellas. Mitologías enteras se han basado en montañas, existen lagos en los que se afirma que se engendraron civilizaciones y se cree que algunos ríos son la propia esencia de la vida.

El monte Kailash del Tíbet es regio, solitario, enorme  y espléndido, y se trata además de la fuente de los ríos más importantes de Asia.

S'aut_D-eau_001 copy
S’aut-D-eau.

¿Cómo podría la humanidad no darle a esta imponente mole de roca un significado espiritual? No hace falta ser budista, bön, jainista o hindú para que su mero tamaño resulte abrumador. Pero ver cómo los seguidores de estas religiones interactúan con sus visiones del monte Kailash y ser testigo de cómo se postran, rezan y lloran ante la montaña elevará la respuesta emocional del visitante a un nivel superior.

Lugares para el culto

A lo largo de los siglos, los humanos han erigido una incalculable cantidad de templos, iglesias, monasterios, mezquitas, santuarios, estupas, sinagogas, pagodas y todo tipo de lugares sagrados. Muchos de ellos se encuentran en sitios donde sucedió algo de tal importancia que se consideró imprescindible levantar un monumento que lo recordara. El santuario de Lourdes, en Francia, es hoy un gigantesco complejo de peregrinación visitado por millones de devotos cada año. Está lleno de capillas, baños sagrados y tiendas que venden velas votivas y cuentas de rosario, pero las colas más largas se forman ante la pequeña y milagrosa cueva en la que una muchacha inocente tuvo visiones de la Virgen María. Allí se conserva el lugar en el que, una vez, lo humano conectó con lo divino.

Jerusalem_Temple_Mount_001 copy
Monte del templo o explanada de las mexquitas en Jerusalén.

En todos los rincones del mundo, los pueblos de cualquier época han creado sus propias historias sagradas. Los nativos americanos tratando de desentrañar la vida en el lejano Oeste, los maoríes creando una mitología que encajara con la volcánica y volátil Nueva Zelanda, o los incas inventando sus propios dioses para que vigilaran su imperio suramericano, los humanos siempre han buscado historias o sistemas para explicar el mundo que los rodea.

Al viajar, ya sea físicamente o a través de las páginas de un libro, se descubren las originales y maravillosas diferencias entre estos sistemas, pero también las similitudes que apuntan a un deseo universal de orden y explicación.

Otros lugares…

Por supuesto, existen muchos otros lugares que podrían haberse incluido en este libro. Por ejemplo, se podría haber dedicado un capítulo al templo del fuego Pir-e-Sabz, en Irán,el lugar de peregrinación más importante del zoroastrismo, construido en una escarpada ladera rocosa y en el que arde una llama eterna; o al curioso cono de Ol Doinyo Lengai, en Tanzania, un volcán que arroja un extraño tipo de lava y que los masái llaman «la montaña de Dios».

Ganges_003 copy
Ghats a orillas del río Ganges.

El mundo está lleno de destinos apasionantes, fascinantes, emocionantes y llenos de fe que ilustran la manera en que las personas, a lo largo de los siglos, han intentado darle sentido a la vida en nuestro planeta. Y siguen intentándolo. Quedan muchas historias sagradas por contar…