1-Foto-principal

Altos Pirineos

Fotografías cedidas a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pyrénées.

Una de las mayores reservas ecológicas de Europa, los Pirineos, mantiene su rico patrimonio en culturas y tradiciones a lo largo de más de 400 kilómetros. Los valles preservados conservan su esencia natural desde hace siglos y el paisaje sigue marcado por la tradición pastoral. En Pirineos no hay fábricas ni industrias, sólo grandes extensiones vírgenes y pueblos anclados a lo largo de las laderas de las montañas que han sabido conservar su encanto y autenticidad.

El deporte blanco

La práctica del esquí está muy arraigada en la zona desde hace muchas décadas, por lo que las infraestructuras son de primer orden. Todo es posible en Pirineos: estaciones y esquí a pie de pista, deslizamientos y, cómo no, la mejores terapias de relajación en los estupendos balnearios, que gracias a los beneficios de las aguas termales de la zona, otorgan bienestar a cuerpo y alma.

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Entre las facilidades que ofrecen las diferentes estaciones, se cuentan forfaits manos libres, forfaits recargables por internet o por teléfono móvil, jornadas de esquí consumidas y automáticamente adeudadas en cuenta, bebidas de chocolate caliente en las pistas, consejos de seguridad, etc. Por lo general el ambiente de convivencia es de “estación pueblo” y de gran talla humana

El objetivo, es sin duda: más esquí y menos molestias y cada año, “Altos Pirineos” se esfuerza en extender, diversificar y estructurar más su oferta turística, con el fin de responder cada vez mejor a las expectaciones de los consumidores que disfrutan de sus vacaciones de esquí.

Muchas de las estaciones son verdaderos “jardines de las nieves” que permiten a los niños descubrir los placeres de las vacaciones en la nieve con alegría y buen humor.

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Los espacios nórdicos

La primera motivación de los aficionados a la montaña en invierno es respirar el aire puro, oxigenarse y disfrutar de un entorno natural sano, sentirse más cercano a la naturaleza. Los espacios nórdicos de los Altos Pirineos se adaptan perfectamente a sus expectativas: recorridos en forma de mirador que ofrecen panorámicas extraordinarias, inmaculadamente blancas; recorridos por el Parque Nacional de los Pirineos que desvelan la intimidad de la naturaleza, con pistas en bosques; y recorridos en paisajes variados.

Nuevas actividades particularmente apreciadas por los clientes como las excursiones en raquetas, permiten sentir en invierno las sensaciones del senderismo de verano y disfrutar plenamente de una naturaleza preservada y majestuosa. Y para tomar en cuenta la disminución de la práctica del esquí, estos espacios han creado forfaits más atractivos para sus clientes y han desarrollado nuevas actividades.

El Pic du Midi y el descenso Freeride

Desde la Mongie (Grand Tourmalet) se asciende en telecabina al Pic du Midi a 2877 metros de altitud. El paisaje de las cimas pirenaicas, que se observan desde los 600 m2 de terrazas panorámicas ubicados en la cumbre, es un espectáculo único.

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

En invierno, la cima del Pic du Midi y los descensos que la rodean son el terreno de juego de los amateurs de sensaciones. El descenso freeride es una experiencia excepcional para los aficionados de las grandes proezas del deslizamiento pero también para los esquiadores experimentados que buscan sensaciones fuertes.

LAS ESTACIONES:

1. PEYRAGUDES (1600-2400 m de altitud)

La estación de Peyragudes es un bello espacio de deslizamiento en un entorno preservado, compuesto de dos vertientes, Agudes y Peyresourde. Mirando hacia el futuro y jugando el papel de pionera, Peyragudes ha apostado por la innovación al equiparse, desde su creación, con tecnologías de punta aplicadas a su sector de actividades. La estación se diferencia por su producción de nieve de cultivo pilotada por ordenador, la que se calcula precisamente según las zonas. Esto permite una mejor gestión de los recursos naturales y una espesura y calidad de nieve óptimas durante todo el invierno en la totalidad del dominio.

Localizada a pie de pistas con vistas al Valle del Louron, Peyragudes propone alojamientos de calidad con residencias de turismo 3* y 4*, que fueron construidas respetando el estilo arquitectónico local. En 2009 se construyó la Residencia a pie de pista siguiendo unos patrones de alta calidad medioambiental.

Para los aficionados a las sensaciones, Peyragudes es la estación de los nuevos deportes de deslizamiento:

  • Snowpark animado y seguro: equipado con un telesilla, boardercross permanente, mesas, big air, hand rails y chalet freestyle con terraza panorámica.
  • Diferentes trineos: Yooner, Snakeglisse, Airboard.
  • Speed-riding

La pista roja “La Vallée Blanche”, de más de 5 km, permite deslizarse fuera de pista de forma segura en un entorno excepcional. El esquiador se encuentra en un universo natural lejos de las pistas y del ruido, una impresión verdadera de alta montaña apoyada por los paisajes, las cimas y el riachuelo que se ha de seguir en la última parte de la pista.

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Después de esquiar, la estación permite relajarse en las aguas termales del centro de bienestar Balnéa (se organiza un servicio de lanzadera entre la estación y el centro de bienestar).

Para conocer mejor el paisaje, lo mejor es disfrutar del servicio de apisonadora para pasajeros. El paseo dura una hora.

Características: 49 pistas (60km), 17 remolques, 240 cañones de nieve, 1 espacio para nuevos deslizamientos, 2 espacios para principiantes frente a las pistas, 1 restaurante, 1 chalet freestyle, espacio nórdico, trineos con perros, biplaza en parapente, speed-riding, airboard (trineo inflable), snake-gliss (trineo colectivo), yooner (trineo con suspensión), paseo en apisonadora, paseos temáticos con raquetas, marcha nórdica, “tiro prehistórico” con raquetas o a pie (cerbatanas, arco, jabalinas, boomerang…).

2. SAINT-LARY (1700-2515 m de altitud)

Tanto para estar en familia como para practicar deportes, Saint-Lary es una estación que ha conservado un ambiente pirenaico con su pueblo tradicional. La estación ofrece 3 espacios de esquí en un mismo dominio:

  • St Lary 1700 Pla d’Adet, un espacio para las familias que ofrece kidpark, jardín de nieves y pistas para pequeños trineos.
  • St Lary 1900 Espiaube para los aficionados a los descensos, posee una de las pistas más largas de los Pirineos (3km y 700m de desnivel).
  • St Lary 2400 Vallon du Portet para las sensaciones de todo tipo, con su snowpark.

Desde el pueblo se puede ir a esquiar por carretera, en teleférico o telecabina. La nueva telecabina fue instalada en 2009 y permite multiplicar por 6 la capacidad de transporte colectivo, disminuyendo así la polución.

Idónea para las familias, Saint-Lary es una estación con sello de calidad “Familia más montaña” otorgado por Ski France.

La pista más atractiva es la de “Mirabelle”, roja y con 3 km.

Su centro de balnoterapia es Sensoria.

Características: 55 pistas (100km), 3 sectores reliados, 31 remontes, 275 cañones de nieve, 1 snowpark con el sello TOP LABEL, 1 espacio para principiantes, 1 Kid park, 3 restaurantes, espacio nórdico, raquetas, esquí de travesía, excursiones en moto-nieve, snowscoot, speedriding, pista de hielo.

3. PIAU-ENGALY (1860-2600 m de altitud)

Localizada a las puertas de España y rodeada de cimas de 3000 metros de altitud, la estación de Piau-Engaly es un verdadero terreno de juego con pistas variadas donde todos los deportes de deslizamientos están permitidos: gran espacio para principiantes, amplios bulevares para deslizar, descensos técnicos, descensos freeride, etc. Una de las pistas azules permite a los esquiadores descubrir la estación en su conjunto con 7km de descenso.

En esta estación se ha apostado por la temática “Todo peatonal”, lo que supone más seguridad para los padres y los niños. Piau-Engaly es un sitio reconocido por descubrir la escalada de cascadas de hielo, idóneo para principiantes.

Una de sus grandes atracciones es la sumersión bajo hielo, en la que el cliente junto con un experto, se zambulle con toda seguridad, en un ambiente sobrenatural cercado de colores puros.

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

La pista más atractiva es “La Grand Bleue” de 7km.

Características: 38 pistas (65 km), 11 remontes, 50 cañones de nieve, 1 espacio para nuevos deslizamientos, 1 espacio para principiantes, escalada de las cascadas de hielo, inmersión bajo el hielo, trineo con perros, Goshky Bibi-Bob (trineo con palanca).

4. GRAND TOURMALET (1400-2500 m de altitud)

Grand Tourmalet es el dominio esquiable más amplio de los Pirineos franceses. Por un lado, la pendiente de La Mongie, a pie de pistas; por otro lado, la pendiente de Barèges y el ambiente de un autentico pueblo pirenaico.

Esta estación tiene como objetivo ofrecer a cada uno su esquí propio: pistas amplias, desnivel más o menos importante, espacio para principiantes, Freestyle y Freeride con el descenso en esquí del Pic du Midi.

 

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Además, el alto nivel de deporte de esta estación es reconocido por los profesionales, ya que acoge regularmente competiciones de nivel internacional.

Para no parar de esquiar, La Mongie dispone de una pista iluminada para practicar el esquí por la noche (el acceso es gratis).

Para los aficionados al freestyle, el Park de las Estrellas propone 5 recorridos con tres niveles de dificultad:

Mini cross : con un ritmo intenso gracias a su multitud de curvas y montículos

El recorrido azul: lúdico, está adaptado a todos los que quieren descubrir las sensaciones del freestyle en toda seguridad.

El recorrido rojo: descubrimiento de los primeros despegues y slides.

El boardercross: sensaciones seguras garantizadas: Woops, curva a la izquierda, curva a la derecha, woops, y otra vez woops.

El recorrido negro: el terreno idóneo para los buenos riders.

Disfrutar de una sesión de relajación en agua termal en Aquensis en Bagnères-de-Bigorre, o en CIELéO en Barèges es lo más indicado después de la jornada deportiva.

La pista más atractiva es la de L’Ayré. Desde esta estación se accede al Pic du Midi.

Características: 70 pistas (100 km), descenso en freeride, 36 remontes, 200 cañones de nieve, 2 snowparks, 2 espacios para principiantes, 5 restaurantes, espacio nórdico, trineo con perros, excursiones en moto-nieve, raquetas.

5. LUZ ARDIDEN (1680-2500 m de altitud)

Luz Ardiden es una estación joven y dinámica con equipamientos modernos y un dominio esquiable variado. Los esquiadores tienen acceso a 3 espacios de deslizamiento que ofrecen buenos descensos: Aulian, Bédéret y Combe de Piet. Para disfrutar de la nieve en polvo, la estación propone descubrir la zona de Bernazaou y sus 1250m de desnivel gracias a la presencia y consejos de monitores guías.

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Para los riders, el snowpark y sus equipamientos especiales (apisonadora snowpark, maquina para Pipe, cañones de nieve) es un sitio de preparación completa accesible a los snowboarders y a los esquiadores. Cuenta con un pasillo rodante que permite a los principiantes descubrir el snow, montículos de diferentes niveles, área de jib con 7 barras de slide, un butter box, un pipe de 120 metros de largo.

Localizado a unos 10 km. de la estación, el pueblo de montaña de Luz-Saint-Sauveur ofrece un ambiente festivo en un entorno de montaña.

Su pista más atractiva es “La Belle Bleue” con 5  km de longitud.

Características: 28 pistas (65 km), el fuera de pista de Bernazaou, 14 remontes, 116 cañones de nieve, 1 snowpark con sello A.F.S., 1 espacio para principiantes, 2 restaurantes, espacio nórdico, pistas de trineo, 1 pista de snowtubing (descenso en balizas), snoscoot y pistas de hielo en el pueblo.

6. CAUTERETS (1730-2450 m de altitud)

A las puertas del Parque Nacional de los Pirineos, esta estación goza de un entorno natural preservado y es idónea para viajar en familia y practicar el deporte blanco. Más que un pueblo, Cauterets es una verdadera pequeña ciudad con su arquitectura “Belle Epoque”: cariátides, hoteles privados, pabellones de la exposición universal de 1900 en París y estación de trenes de madera clasificada Monumento Histórico.

En Cauterets, se esquía con vistas panorámicas a las pistas de Las crestas del Lys: un paisaje increíble de la cadena de los Pirineos, el Vignemale, el Ardiden, el Pic du Midi y más lejos la llanura de Tarbes. La estación goza de una altitud y de una exposición favorable para la calidad y espesura de nieve naturales muy buenas.

Su mejor pista es “La Piste des Cretes”, es azul y ofrece esquí en panorámica.

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Imposible resistirse a un baño de sol o a una terapia termal en Les Bains du Rocher.

Características: 21 pistas (36 km), 13 remontes, 11 cañones de nieve, 1 Freestyle park, 2 espacios para principiantes, esquí de travesía, pista de trineo y pista de hielo.

 

7. GAVARNIE (1650-2400 m de altitud)

El circo de Gavarnie está inscrito en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO como paisaje natural y paisaje cultural. Hace ya cincuenta millones de años, las erosiones fluviales y los glaciares fueron esculpiendo, en los Pirineos, un conjunto de circos naturales de extraña perfección. Gavarnie es el más célebre y espectacular. Este coloso de la naturaleza, que se encuentra rodeado de dieciséis cimas de más de 3.000 metros y abriga la cascada más alta de Europa, resulta de una belleza impresionante. El espectáculo es sobrecogedor, la emoción garantizada.

Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Este paisaje inesperado “no se parece a nada que hayáis visto en otros lugares” según las palabras de Víctor Hugo. Adosados a los cañones del Alto Aragón español forman, conjuntamente, el sitio “Gavarnie-Monte Perdido”, una montaña sagrada inscrita como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Desde las terrazas del pueblo de Gavarnie, se puede ver el circo con la gran cascada como telón de fondo, así como algunas grandes cimas: Marboré o Astazou. El pueblo de Gavarnie es uno de los más elevados de los Altos Pirineos, a 1.365 m de altitud. Sus 160 habitantes, generan gran parte de sus ingresos gracias al turismo y así ha sido desde el siglo XIX.

Gavarnie, el Chamonix de los Pirineos

Alrededor del macizo de Gavarnie contamos, por lo menos, dieciséis cimas de más de 3000 metros. Toda la tradición alpinista pirenaica nació aquí. Gavarnie fue, durante casi un siglo, un importante lugar de escalada.

En 1887, al menos el 5% de los habitantes de Gavarnie eran guías o portadores. El pueblo era, entonces, campo base para franceses y extranjeros. Dinastías de sherpas, como los Passet, se convirtieron en leyenda. A Laurent e Hippolyte (hermanos) les sucedieron sus hijos Henri y, sobretodo, Célestin, el gran héroe del alpinismo pirenaico.

Gavarnie, la estación de esquí

Gavarnie, es la estación de esquí a (re)descubrir. Un lugar mágico y encantador, con paisajes majestuosos y míticos: La Brecha de Roland, el Circo de Gavarnie. Un dominio esquiable ideal para familias y debutantes, con la pista verde más larga de los Pirineos y el Chiqui Park: espacio dedicado enteramente a los niños, para aprender a esquiar divirtiéndose.

ESPACE NORDIQUE VAL D AZUN 2_HPTE_MAISON DU VAL D AZUN
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Los esquiadores más expertos cuentan con 5 pistas negras y 9 rojas. El dominio esquiable, ideal para el esquí en familia, ofrece panoramas excepcionales y se beneficia de un estado perfecto de la nieve natural. La llanura que se extiende en el corazón del Circo de Gavarnie se puede recorrer con raquetas de nieve o realizando esquí de fondo. Un marco natural ideal en el Parque Natural de los Pirineos, para practicar actividades nórdicas. El Circo de Gavarnie es, también, un foco de cascadas de hielo mundialmente conocido. En invierno, el Circo se gana su reputación por la calidad y la belleza de sus cascadas de hielo, cuya ascensión, resulta accesible tanto a los novatos como a los más experimentados.

La pista verde, “Les Marmottes”, es la pista más larga de los Pirineos. Permite a los principiantes descubrir lo más alto del dominio y tener una vista excepcional sobre la Brecha de Roland y las cimas de Gavarnie que tienen más de 3000m de altitud. Con esta pista, los esquiadores en hierba no tienen la sensación de estar limitados a los espacios para principiantes.

Características: 29 pistas (35 km), 12 remontes, 12 cañones de nieve, 1 snowpark, 1 kid park, espacio nórdico, área de picnic, escalada de las cascadas de hielo, esquí de travesía, pista de trineo, snowscoot, pista de hielo cubierta, bobluge.

8. VAL LOURON (1450-2150 m de altitud)

Estación de talla humana, Val Louron es un destino ideal para familias que buscan disfrutar de un viaje con toda tranquilidad: alojamientos a pie de pista, sin coches, desplazamientos cortos, fáciles y seguros. Particularmente adaptado a los pequeños, el sector destinado a los principiantes (lúdico, seguro y siempre nevado) les permite moverse en un espacio dedicado a ellos y protegido de los flujos de los esquiadores experimentados.  Los tres remontes mecánicos que comunican este sector han sido pensados para favorecer el aprendizaje: pasillo rodante, telesquí…

Para los que prefieren el esquí nórdico y las raquetas de nieve, la estación propone un itinerario balizado y seguro en el bosque del Lapadé. La estación organiza también descubrimientos naturalistas como son las excursiones sobre las huellas de los animales de la zona.

LOURON
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

“Le Lapadé” es su pista más atractiva. Es azul y comienza en la cumbre de la estación, serpentea a través del bosque hasta el pie de pistas.

Después de los espacios romanos, amerindios y tibetanos Balnéa acaba de abrir un espacio japonés (tres piscinas al aire libre con agua caliente de 33 ° a 40 °, un jardín zen japonés, introducción a las artes ancestrales como el Tai Chi y las técnicas de respiración, 2 saunas con vistas a las montañas).

Características: 19 pistas (22 km), 12 remontes, 46 cañones de nieve, 1 espacio para principiantes frente a las pistas, mini snowpark, 1 itinerario señalizado de raquetas de nieve a la salida de la estación (bosque de Lapadé), pistas de trineo, biplaza en parapente, “La foret aux traces” (el bosque de las huellas), parque especialmente concebido para descubrir la montaña, a través de las huellas, el sendero geológico, las esencias forestales y el taller de moldes de huellas.

9. HAUTACAM (1500-1800 m de altitud)

Hautacam es por excelencia una montaña de ocio.  Las pistas del sector Cardouet son idóneas para los principiantes y los pequeños aficionados al esquí alpino y las pistas del sector Naouit para los más experimentados. El espacio nórdico de Hautacam propone 15 km de pistas en cresta que permiten descubrir esta modalidad disfrutando de un panorama único sobre los Pirineos.

También es posible realizar descensos en mountain luge: entre montaña rusa y bob luge, disfrutamos de 700m de descenso a nuestro propio ritmo gracias a los frenos: rápido para las sensaciones o lento para los paisajes. Este concepto es único en los Pirineos.

Características: 14 pistas (26 km), 9 remontes, 1 espacio para principiantes, pista de trineo con transportadores, trineo con perros, “Mountain Luge”: 670 metros de descenso.

10. NISTOS (1600-1800 m de altitud)

En Nistos, el extraordinario panorama sobre las principales cimas incluyen las cumbres de El Aneto, el Pic du Midi de Bigorre, el Arbizon y la Maladetta.

Los niños son los reyes en esta estación con un espacio habilitado para ellos: dos estadios para trineos, un jardín de las nieves “El Paraíso de los Elfos”, una pista escuela de iniciación a la práctica del esquí nórdico y una pista de patinaje.

 

YOONER
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Cada enero, Nistos acoge la carrera internacional  de perros de trineo en la que participan varios conductores de renombre internacional. Por su parte, el Kidpark “Paraíso de los Elfos” es una zona equipada con estructuras de juego para la práctica del trineo y esquí (con el aprendizaje de la pista “Millaris” para principiantes).

Características: 8 pistas (56 km formando bucles), 3 circuitos (15 km señalizados para peatones y raquetas, y pista dedicada a la práctica del biathlón láser. 2 estadios de trineo, kidpark “Paraíso de los Elfos”, 1 pisa escuela de iniciación de esquí nórdico, trineo con perros, pista de hielo, biathlón láser, paseos tras el rastro de los animales. 

11. GRAND TOURMALET CAMPAN-PAYOLLE (1120-1450 m de altitud)

En este  espacio nórdico  se realizan itinerarios alrededor del lago de Payolle, en el bosque de pinos, una manera perfecta para descubrir la montaña de otra manera; y el sitio de Campan-Payolle, es perfecto para paseos en trineo con perros. En estos bosques de grandes espacios es fácil evocar al Gran Norte europeo.

 

TRAINEAUX A CHIENS_HPTE_VIET
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

Y para los más jóvenes, se ofrecen actividades variadas: iniciación al entorno montañés, descubrimiento de las huellas de los animales, deslizamientos, construcción de iglús…

Su centro de balnoterapia es Aquensis.

Características: 50 kilómetros de pistas, 1 itinerario para el esquí nórdico (5 km), 4 circuitos de raquetas señalizados, 1 pista para peatones (2 km), 1 pista de iniciación (2 km), trineo con perros.

12. CAUTERETS-PONT D’ESPAGNE (1500-1730 m de altitud)

En el corazón del Parque Nacional de Los Pirineos, el Puente de España,  el “pequeño Canadá de los Pirineos” es un sitio único para la práctica del esquí nórdico o de las raquetas con panoramas excepcionales, donde los pinos cubren las pistas nevadas y acompañan los ríos helados. El acceso se efectúa en  telecabina desde el parking, caminando o esquiando.

Características: 5 circuitos de esquí nórdico (36.5 km), esquí de travesía, pista de trineo, pista de hielo en el pueblo.

13. VAL D’AZUN (1350-1600 m de altitud)

Verdadero paraíso para la práctica del esquí nórdico, Val d’Azun se extiende sobre 100km de pistas entre el puerto del Soulor y el puerto de Couraduque. Cuenta con un espacio lúdico de una hectárea: el Nordic Park, localizado en el puerto de Couraduque dedicado al deslizamiento con:

    • Una pista de descenso en esquí y una pista de descenso en luge con 2 transportadores para subida fáciles.
    • Una pista de trineo para los peques.
    • Un espacio con juegos de espuma.
    • Dos terrazas y solarium con tumbonas localizadas arriba y abajo del Nordic Park, mesas y sala de picnic.

 

ESPACE NORDIQUE VAL D AZUN 18_HPTE_MAISON DU VAL D AZUN
Foto cedida a ALTUM por la Oficina de Turismo de Hautes Pirénées

¡Y más insólito: Una tirolesa gigante de 300 m de largo, desde el puerto de Soulor, y también, el paseo de noche en apisonadora!

El nuevo centro de balneoterapia Argelès-Gazost es el lugar perfecto para relajarse entre jardines a través del tiempo y el espacio.

Características: 12 pistas (100 km de circuitos y bucles) para el esqí nórdico (clásico y skating), 4 pistas apisonadas para la práctica de las raquetas de nieve, 2 pasos de tiro para practicar el biathlón con carabina láser, 1 nordic park y 3 pistas de trineo.