Pato

«Sculpture by the sea»

La playa más importante de Aarhus, la segunda ciudad de Dinamarca, es el escenario de una exposición compuesta por 65 esculturas de 22 países diferentes. El éxito inesperado de este evento artístico al aire libre, y proveniente de Australia, me confirma una vez más que para los escandinavos “naturaleza” y “calidad de vida” son términos conceptualmente indivisibles.

Sea Pink. Marc Moser, Suiza. Copyright Hernando Reyes
Sea Pink. Marc Moser, Suiza. Copyright Hernando Reyes

Mi recorrido por tierras nórdicas sigue sorprendiéndome, cautivándome y confirmándome que los mayores encantos siempre se amparan en la sencillez. Estas tierras vikingas lo tienen muy claro, y si a la arquitectura sobria y recatada de esta parte del mundo, le siguió el exitoso diseño danés de muebles y artículos para la casa con materiales ecológicos, ahora es el turno para el arte y la gastronomía.

Aarhus ha ido dando pasos lentos pero firmes en su expansión, en su compromiso de sostenibilidad ambiental, y en el empeño de convertirse en toda una referencia cultural en la península de Jutlandia; no en vano compite con decisión para obtener la Capitanía Cultural Europea en 2017. Hace siete años abrió sus puertas el mayor museo y centro cultural de la zona, con un éxito que supera con creces las expectativas de sus responsables: ARoS; el mismo que hace poco más de un mes, inauguraba sobre su techo una galería circular y multicolor que permite al visitante “caminar sobre el arco iris”, mientras divisa la panorámica de la ciudad en un espectro de 360º.

La visita que el heredero al trono danés, el Príncipe Frederick, hiciera en compañía de su actual esposa Mary Donaldson a la exposición “Sculpture by the Sea”, en la australiana Bondi Beach en el año 2000, fue el detonante para que esta idea que consigue hacer interactuar el arte con la naturaleza llegara por primera vez a la playa de Aarhus en 2009. El pasado 2 de junio los mismos príncipes inauguraban la segunda edición danesa de esta exhibición que lleva el arte de una manera muy poco convencional a los ciudadanos, pues no solamente usa como recinto los mismos escenarios naturales de la ciudad sin costo alguno para el visitante, sino que exige al mismo el sano hábito del ejercicio: caminar los tres kilómetros de playa y bosques sobre los que se han dispuesto las 65 obras provenientes de artistas de 22 nacionalidades diferentes, una tarea saludable. Los daneses están fascinados con este concepto, y valoran especialmente el hecho de disfrutar “sanamente” del arte al aire libre, acompañados de sus familias, y en muchos casos también por sus mascotas. Sorprende ver a los que hacen kayak, desembarcar de sus canoas , y visitar descalzos y con trajes de neopreno, esta exposición que sin duda, superará ampliamente cualquier cálculo de visitas:

Transfiguration "Wind" X. Mitsuo Takeuchi, Japón. Copyright Hernando Reyes
Transfiguration «Wind» X. Mitsuo Takeuchi, Japón. Copyright Hernando Reyes
Red Memory-Shy Boy. Chen Wen Ling, China. Copyright Hernando Reyes.
Red Memory-Shy Boy. Chen Wen Ling, China. Copyright Hernando Reyes.
Beach Chair. Ilan Sandler, Canadá. Copyright Hernando Reyes.
Beach Chair. Ilan Sandler, Canadá. Copyright Hernando Reyes.
Espontánea. Copyright Hernando Reyes.
Espontánea. Copyright Hernando Reyes.
Espontánea. Copyright Hernando Reyes.
Espontánea. Copyright Hernando Reyes.
Sky. Marianne Jorgensen, Dinamarca. Copyright Hernando Reyes.
Sky. Marianne Jorgensen, Dinamarca. Copyright Hernando Reyes.
The place for building chaos. Nick Horn, Australia. Copyright Hernando Reyes.
The place for building chaos. Nick Horn, Australia. Copyright Hernando Reyes.
Quantum Sequestion. Marcus Tatton, Australia.
Quantum Sequestion. Marcus Tatton, Australia.
Melt. Sasha Reid & Dominique Sutton, Australia Copyright Hernando Reyes.
Melt. Sasha Reid & Dominique Sutton, Australia Copyright Hernando Reyes.
The Bird. Mehdi Yarmohammadi, Irán. Copyright Hernando Reyes.
The Bird. Mehdi Yarmohammadi, Irán. Copyright Hernando Reyes.
Observando la fantasía. Raquel Corona Justo, México.Copyright Hernando Reyes.
Observando la fantasía. Raquel Corona Justo, México.Copyright Hernando Reyes.
Mules. Meike Staats, Germany. Copyright Hernando Reyes.
Mules. Meike Staats, Germany. Copyright Hernando Reyes.
Nucleus. Phil Prize, Nueva Zelandia. Copyright Hernando Reyes.
Nucleus. Phil Prize, Nueva Zelandia. Copyright Hernando Reyes.
Spectacle Agnostico. Kent Karlsson, Suecia. Copyright Hernando Reyes.
Spectacle Agnostico. Kent Karlsson, Suecia. Copyright Hernando Reyes.
The adaptable Migrant. Suzie Bleach & Andy Townsend. Australia.Copyright Hernando Reyes.
The adaptable Migrant. Suzie Bleach & Andy Townsend. Australia.Copyright Hernando Reyes.

Más información:

www.sculpturebythesea.com

4 comentarios sobre “«Sculpture by the sea»”

  1. Absolutamente geniales las esculturas, el concepto de exponerlas al aire libre, la gran civilización de los daneses…y bueno, qué envidia me da, y al mismo tiempo: qué alegría! Felicitaciones!!!!

  2. Hola Hernando,
    Justamente ahora estoy pensando en viajar a Aarhus.Me podrías guiarme un poco en como conseguir los mejores precios …billete de avion.Es para la semana que viene y veo que no es tan barato…80 euros para arriba….
    Un saludo y que te lo pases muy bien.
    Michael

  3. Hola Michael: me alegra mucho que nos escribas. Aarhus te va a gustar mucho, y espero que puedas encontrar un precio en los billetes que se ajuste a tu presupuesto. Como sabes ALTUM es solo una herramienta de comunicación para difundir el arte de viajar, no vendemos ni viajes ni billetes, ni tenemos acuerdos con nadie que lo haga. Intenta buscar ofertas de último minuto en la web. Desde Londres tienes vuelos directos (Stansted) a Aarhus, y realmente salen muy baratos. Sin embargo creo que lo más fácil es volar a Copenhague, y continuar en tren. Espero que nos sigas leyendo y siento mucho no poderte ser más útil en este caso.

  4. Superb. Realmente estos Daneses encuentran siempre la manera de sacarse partido, a su pais y asi mismo.Para Arte Contempoáneo en la Playa, yo prefiero el brasileiro,sobre todo el de Copacabana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *