Le Canal du Midi

Photo utilisée le magazine "A Toulouse" p6-7 n°47 Février-Mars 2017

El Canal du Midi: escapada en clave slow

Esta vía navegable a lo largo de 240 kilómetros une al río Garona a su paso por Toulusse con el Mediterráneo. Es el canal navegable más antiguo de Europa aún en funcionamiento y hace parte del listado de Patrimonio de la humanidad de la Unesco. Navegar a través de esta vía fluvial es una fascinante manera de practicar el llamado slow travel.

Texto y fotos: Redacción ALTUM

El sueño de poder unir las costas del sur de Francia se hizo posible en el reinado de Luis XIV. Su construcción tardó 15 años y en ella intervinieron 12.000 trabajadores que consiguieron unirlo al canal del Garona que llegaba a Toulusse desde Burdeos; así quedaban conectados el mar mediterráneo con el océano Atlántico.

foto 1
Atardecer sobre el Canal du Midi

Por él circularon pasajeros, correos y mercancías varias en barcos propulsados por caballos que tiraban de ellos siguiendo los caminos paralelos al canal. Fue en los años 70 cuando se convirtió en una atracción turística que perdura hasta la fecha y que cada vez capta más adeptos al llamado slow travel, una manera estupenda de conocer el sur de Francia y sus increíbles parajes.

Foto 4 Pierre-Paul Riquet © CRT Occitanie - Patrice Thébault
Pierre-Paul Riquet © CRT Occitanie – Patrice Thébault

Los reastos de Pierre-Paul Riquet, responsable de la construcción del canal descanzan en la Catedral de Saint-Etienne, visita indispensable en los recorridos por esta obra de ingeniería.

En barco, a pie o en bicicleta

El canal du Midi se puede navegar en los Bateaux Toulousains o alquilando un barco individual. E incluso a pie o en bicicleta a través de los antiguos caminos de sirga, su carril verde o los caminos adaptados a ciclistas. Agencias como Le Petit Cyclo o La Maison du Vélo brindan todas las facilidades para el alquiler de bicicletas por días.

Foto 15 Canal du midi ©HapTag
Canal du midi ©HapTag

Las embarcaciones disponibles cuentan con todo tipo de comodidades, y son manejables por cualquiera: la propia empresa de alquiler se encarga de hacer una demostración del funcionamiento y las reglas básicas para cruzar las 63 esclusas, entre las que se cuentan algunas, como la de Fonséranes, que son espectaculares obras de ingeniería.

Foto 9 channel-1585884_1920
Esclusa del Canal du Midi

Al fin y al cabo, la velocidad media de estas embarcaciones no superará los seis kilómetros por hora.

La naturaleza como protagonista

La flora específica del Canal du midi ofrece un paisaje cambiante digno de admirar con el paso de las estaciones. Destacan sus centenarios plataneros, los árboles frutales o los cipreses, que fusionan sus verdes reflejos en el agua con las flores multicolores de sus orillas; un maravilloso espectáculo natural en cualquier época del año, especialmente colorido durante la primavera.

Foto 8 cyclists-4235989_1920
Cyclists

A pocos metros de su orilla se encuentra el Jardin de Compans Caffarelli, hogar de patos y aves de múltiples especies, que esconde en su interior el peculiar y hermoso Jardin Japonais.

Foto 7 Dôme de la Grave © Meritxell Baldello
Dôme de la Grave © Meritxell Baldello

El trayecto invita a detenerse para admirar la escenografía en las áreas de descanso habilitadas a lo largo de todo el trayecto, acondicionadas para realizar un pequeño picnic, tomar un respiro o hacer fotografías de las hermosas escenas que muestra el canal.

Arte y arquitectura desde el agua

Pero el canal da para mucho más, por lo que también los amantes del arte y la arquitectura encontrarán aquí grandes obras para observar desde el agua. Entre ellas destaca el Museo George-Labit, que acoge una colección de arte asiático única; o el Archivo Departamental, diseñado en 1952 y reconocido como Patrimonio del siglo XX a pesar del escándalo que ocasionó entonces debido a su moderno aspecto.

Foto 17 Canal du Midi © Nathalie Casado
Canal du Midi © Nathalie Casado

Por su parte, la Residencia La Comtale, del arquitecto Maurice, es todo un símbolo arquitectónico ennoblecido por la exuberante vegetación que lo cubre casi en su totalidad.

Actividades de péniche en péniche

Las péniches del Midi tienen su origen en las barcazas que se construyeron para adaptarse a las vías fluviales francesas después de la década de 1880. Hoy en día son uno de los elementos más característicos del canal, con infinidad de alternativas y propuestas de ocio alrededor de ellas.

Foto 10 Cathédrale Saint-Etienne © José Manuel Herrador
Cathédrale Saint-Etienne © José Manuel Herrador

Desde la Maison de la Violette, dedicada a promover la flor de violeta como emblema de Toulouse; a la Maison Nougaro, donde es posible descubrir la historia y el legado del cantante tolosano Claude Nougaro; La Classe des Gourmands, con sus clases de cocina y otras actividades culinarias; o la Moving Yoga, que imparte talleres y cursos de yoga.

Toulouse
Toulouse

También hay opciones dedicadas a la gastronomía. A lo largo de las orillas del Canal du Midi se puede disfrutar de la comida del restaurante La Maison du Vélo o en Le Bistrot du Port; pero nada como subirse a L’Occitania, el único barco-restaurante que navega a lo largo del canal, con una propuesta excelente para degustar algunas de las recetas francesas más tradicionales.

HAUTE GARONNE (31) TOULOUSE. PORT DE L'EMBOUCHURE
Haute Garonne. Toulouse, Port de L’ Embouchure

Otra alternativa es escoger una de ellas como alojamiento y experimentar un sueño reparador sobre el agua. En Péniche Amboise Bel’Import es posible sentirse como en casa mientras se navega, o no, por las aguas de Midi.

 Más información: www.turismo-toulousse.es