Los Tres Ojos de la República Dominicana

 

Dentro de unas cavernas prehistóricas en las afueras de Santo Domingo se encuentran tres espectaculares lagos emergidos de ríos subterráneos, me refiero al Parque Natural de los Tres Ojos.

El único lago descubierto del Parque Natural de los Tres Ojos en Santo Domingo. República Dominicana. Copyright Hernando Reyes
El único lago descubierto del Parque Natural de los Tres Ojos en Santo Domingo. República Dominicana. Copyright Hernando Reyes

En las afueras de esta ciudad existe un lugar mágico del que yo nunca había oído hablar. Es mi guía Juan Pablo (al que media ciudad conoce como Juanpi) el que se empeña en llevarme al Parque Natural de los Tres Ojos. Es un sitio conocido por pocos viajeros y que ciertamente merece la pena visitar. Una sucesión de cuevas en las que el desprendimiento de sus techos ha conseguido que tres de los lagos hayan quedado parcialmente abiertos al exterior, por eso el nombre de los tres ojos.

El río subterráneo que lleva el nombre de Brujuelas y cuyas aguas desembocan en la cercana playa de Boca Chica en las inmediaciones del aeropuerto de Las Américas, es el que alimenta estos lagos casi inverosímiles. Su belleza, extravagancia e imponencia se explican mejor con imágenes:

Lago azufrado del Parque natural de los Tres Ojos en Santo Domingo. República Dominicana. Copyright Hernando Reyes
Lago azufrado del Parque natural de los Tres Ojos en Santo Domingo. República Dominicana. Copyright Hernando Reyes
Formaciones rocosas en el Parque Natural de los Tres Ojos. Santo Domingo, República Dominicana. Copyright Hernando Reyes
Formaciones rocosas en el Parque Natural de los Tres Ojos. Santo Domingo, República Dominicana. Copyright Hernando Reyes

El recorrido por el recinto se efectúa por escaleras bien trazadas, sin que el descenso sea complicado. Estalactitas y estalagmitas son las protagonistas de una ruta donde la fauna y flora también se hacen presentes: gigantescos helechos y unos patos llamados zaramagullones son los que más llaman mi atención; algunos murciélagos (bueno en realidad bastantes) revolotean sobre mi cabeza. Evitando observarlos porque no me gustan nada, agacho la cabeza, y mientras acelero el paso, disfruto de la transparencia de unas aguas que me permite observar diversos peces.

Ascenso a la superficie tras la visita a los lagos del Parque Natural Los Tres Ojos en Santo Domingo. República Dominicana. Copyright Hernando Reyes
Ascenso a la superficie tras la visita a los lagos del Parque Natural Los Tres Ojos en Santo Domingo. República Dominicana. Copyright Hernando Reyes

Fueron los nativos de La Hispaniola (República Dominicana), los indios taínos, quienes utilizaron estas cuevas para actividades mágico religiosas. Como es de esperar hay mucha humedad, y aunque no paro de sudar, el paseo por estas profundidades es fascinante.

El primer lago fue descubierto en 1916 y se le conoce como el “azufrado” por las características de sus aguas. El segundo, presenta una temperatura de 15º C por lo que lo llaman “la nevera” y el tercero o de “las mujeres”, es de poca profundidad y aguas templadas, por lo que era el preferido por las féminas nativas para sus baños, de ahí su nombre. Los tres lagos se encuentra comunicados entre sí, y para pasar de uno a otro se utilizan unos botes impulsados por una especie de poleas manuales.

Comunicación interna entre los lagos del Parque natural los Tres Ojos, Santo Domingo. República Dominicana. Copyright Hernando Reyes
Comunicación interna entre los lagos del Parque natural los Tres Ojos, Santo Domingo. República Dominicana. Copyright Hernando Reyes
Bote impulsado por poleas en uno de los lagos del Parque Natural de los Tres Ojos en Santo Domingo, República Dominicana. Copyright Hernando Reyes
Bote impulsado por poleas en uno de los lagos del Parque Natural de los Tres Ojos en Santo Domingo, República Dominicana. Copyright Hernando Reyes

Tras la apertura del parque, se descubrió un cuarto lago completamente al aire libre al que no se le considera como un ojo más por estar totalmente fuera de las cuevas y tiene una circunferencia de 220 metros. Ante semejante imponencia visual, no me resulta extraño que algunas escenas de cine (concretamente de la película “Tarzán”) fueran filmadas en este escenario natural de inigualable belleza. Existe un “tarzán local” en este lugar: un hombre de avanzada edad que lleva años realizando los más impresionantes clavados en uno de los lagos. Me detengo a charlar un rato con él, a oir las historias de su vida… Uno de esos momentos que no se olvidan jamás.

El clavador o Tarzán local del Parque de los Tres Ojos en Santo Domingo, República Dominicana. Copyright Hernando Reyes.
El clavador o Tarzán local del Parque de los Tres Ojos en Santo Domingo, República Dominicana. Copyright Hernando Reyes.
Panorámica del lago exterior del Parque Natural de los Tres Ojos en Santo Domingo, República Dominicana.
Panorámica del lago exterior del Parque Natural de los Tres Ojos en Santo Domingo, República Dominicana.

El parque abre todos los días de 08:30 a.m. a 17:30 p.m. y tiene un precio de RD$ 50 pesos para adultos y extranjeros y RD$ 30 pesos niños y estudiantes. Esta ubicado en la Avenida las Américas próximo al Parque del Este, en las afueras de Santo Domingo.

3 comentarios sobre “Los Tres Ojos de la República Dominicana”

  1. FANTASTICO LUGAR! La proxima vez que vaya hacia RD, seguro que aprovechare los sabios consejos de ALTUM, para hacer una escala en La sorprendente Santo Domingo y visitarla detenidamente. Un plan fantastico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.