Sueños de Navidad

 

La magia navideña de Disneyland París, me dejó convencido de que los adultos disfrutan tanto como los pequeños en un mundo de fantasía sin igual.

Sin duda alguna el momento más entrañable del año de Disneyland París se vive durante la navidad. Su inmenso árbol de navidad preside un parque lleno de adornos navideños, música, espectáculos y personajes, que consiguen hacer realidad los sueños de miles de niños.

Eurodisney ya está punto, en sus calles diariamente se están realizando los desfiles de navidad llamados Once upon a dream (Érase una vez un sueño), y “Sueños de Navidad”, donde cientos de personajes reviven mágicamente las películas del emporio que creara Mr Walt, y en donde por estos días Santa Claus o Papá Noel, detiene su trineo lleno de juguetes ante la atónita mirada de niños provenientes de todas partes del mundo, que no dan crédito a la fantasía que presencian. El coreadísimo y famoso HO HO HO del viejo de blancas barbas del Polo Norte, emociona a toda la concurrencia por igual. El pueblo de Papá Noel, tiene aquí su delegación, y a él acuden los menores a exponerle personalmente en su taller, el listado de regalos, o a depositar la carta de peticiones en un buzón especial. Y lo mejor, es que a pesar de las excesivas nevadas de este año en París, la organización se empeña en que su calle principal, la de Main Street USA siga nevando, porque en Disney nada se puede detener. Para que las ilusiones de ninguno se aminoren, el espectáculo en 3D llamado Disney´s Fantillusion, prolonga la alegría de los visitantes en un estallido de luces y música de primera categoría.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tuve la oportunidad de disfrutar por estas fechas junto a mis hijas, del refugio del ratoncito Mickey en tierras galas, y puedo asegurar que disfruté tanto como ellas. Y es que en esta época de unión familiar, ágapes, arbolito de navidad, nacimientos y pesebres, los protagonistas son los pequeños. Este año hay novedades, que como era de esperarse están siendo las estrellas de la sucursal del parque americano en Europa: Raspunzel, la heroína de larga cabellera del cuento de los Hermanos Grimm, desfila diariamente en su carruaje, sumergiendo a todos en un cuento de hadas que avanza por las calles de Disneyland París.

Todas las tardes, a los pies del gigantesco árbol de navidad son muchos los personajes que acompañan a los anfitriones Mickey y Minnie en la ejecución de la ceremonia de iluminación, que da inicio cuando un niño seleccionado entre los presentes, abre las páginas del “libro de la navidad”. El director de este fastuoso espectáculo es el mismo ratoncito, que al son de la música más fantasiosa, da la orden de iluminar el castillo de La Cenicienta con una varita mágica, que es justo eso lo que consigue: la magia de la navidad. Millones de luces hacen brillar el símbolo del parque como si del más valioso de los diamantes se tratara. Créanme, no sé si disfrutan más los niños o los padres al ver los incrédulos rostros de sus hijos; al menos así lo atestiguan las caras que alcancé a observar.

Disney-1

Para no perderse ninguna atracción, lo mejor es consultar la página oficial del parque www.disneylandparis.es y estar al tanto de todas las actividades que se organizan diariamente tanto en los diferentes recintos como en los hoteles de la organización Disney.

Estoy convencido que este sueño navideño ha de ser vivido por cualquier niño… No hay frío que pueda detener toda esta fantasía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.