Las puertas de Tallín

Dan una alegre bienvenida a quien las traspasa, y llenan de tonalidades los paseos de los que caminamos por el centro histórico de Tallín. De metal o de madera, las puertas generan un impacto cromático en quien las admira. Animan la vista, colorean las calles, y se han convertido en un emblema estonio.

Continua leyendo

«Dry Martinis» en el Medioevo

A orillas del Báltico, y con un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, la coqueta Tallín me enseña sus encantos medievales con un espíritu “hippie-chic”. En las tardes, unos sugerentes “Dry Martinis” me confirman el afán cosmopolita que vive la capital de Estonia.

Continua leyendo