Un castillo irlandés, una postal mágica

Ubicado en medio de una pequeña isla en el lago de Oughter, el Castillo de Cloughoughter es una postal mágica irlandesa y hogar en invierno de algunos de los cisnes cantores de Europa.

Texto: Redacción ALTUM

 

El Castillo de Cloughoughter es un castillo circular en ruinas, situado en una pequeña isla en el Lago Oughter, a 4 kilómetros al este de la ciudad de Killeshandra en el condado de Cavan.

Vista aérea de los alrededores del castillo

Parece haber sido condenado a estar aislado del mundo para proteger algún preciado tesoro. Esta fortaleza circular, en parte ya en ruinas, aporta a este paisaje de postal un toque mágico y bucólico que lo convierten en uno de los enclaves más especiales de Irlanda.

El castillo de los cisnes

Lo rodean unas aguas muy especiales pobladas por distinguidos y elegantes invitados de gran belleza. El lago es en los meses de invierno el hogar del 3% aproximadamente de la población de cisnes cantores de toda Europa. Sin duda un paisaje de cuento para príncipes y princesas que lo poblaron en tiempos pasados.

Panorámica del lago Oughter y el castillo al atardecer.

El castillo que data de principios del siglo XIII, está ubicado en un “crannóg” (que significa isla artificial). Una característica que siempre sorprende a los visitantes es la densidad de los muros del castillo, que presentan una inusual forma circular, quizá eso es lo que le ha ayudado a superar el paso del tiempo.

Vista aérea de la zona

La fortificación se encuentra en lo que alguna vez fue el histórico Reino de Breifne. En la última parte del siglo XII, estaba bajo el control de los O’Rourkes, pero parece haber llegado a manos del anglo-normando William Gorm de Lacy. Si bien se desconoce la fecha exacta en que comenzó la construcción, se estima que pudo empezar en el primer cuarto del siglo XIII.

Castillo de Cloughoughter

En 1233, el clan O’Reilly tomó posesión del área y completó el castillo. Lo conservaron durante siglos en medio de sus continuos conflictos con los O’Rourkes y con miembros de su propio clan. Fue allí donde Philip O’Reilly fue encarcelado en la década de 1360.

Pesca, piragüismo y navegación

 El lago es un lugar muy popular para la pesca y también es muy visitado por los amantes del piragüismo y la navegación. Se pueden alquilar canoas y kayaks en el “Cavan Canoe Center”, que también ofrece excursiones guiadas en barco alrededor del lago incluyendo el singular castillo.

Kayaks al aterdecer en el lago

Cavan siempre se ha mantenido discretamente oculto entre los seis condados que lo bordean. O tal vez a sus habitantes les gusta que su región pase un poco desapercibida. Sea cual sea el motivo, Cavan y su campiña salpicada de drumlins, sus cientos de lagos cristalinos y sus numerosas hectáreas de parques forestales se han convertido en la máxima expresión de uno de los mejores refugios europeos para el relax y el descanso.

Un paisaje de postal

Gracias a sus numerosos ríos, canales, y amplios lagos la pesca es otra de las actividades privilegiadas. Se dice incluso que el condado tiene alrededor de 365 lagos, uno para cada día del año. Sus ríos de aguas tranquilas son el hogar de un gran número de peces de diversas especies. El río Shannon, uno de los más grandes, es también el itinerario favorito para muchos cruceros de lujo, que es otra de las formas más elegidas para conocer esta interesante región irlandesa.

Más información: www.turismodeirlanda.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.